Lady sings the blues: Billie Holiday (1915-1959)

Por Salvador Domínguez 

La extraordinaria Billie Holiday, considerada como una de las mejores cantantes de jazz de todas las épocas, tuvo una infancia especialmente dura. De signo astral Aries, nacida en Filadelfia (Pensilvania) y criada en Baltimore (Maryland), Billie, cuyo nombre real era Elinore Harris, estaba habituada a sobrellevar la pobreza extrema, los prejuicios raciales y las injusticias de la vida en los ghetos negros, así como a superar las secuelas de una violación que sufrió cuando tenía 11 años. 

En 1929, al cumplir los 14, se mudó con su madre a un prostíbulo de Harlem, situado entre la Avenida Lenox y la Séptima Avenida, donde al poco de llegar fue arrestada -junto con su progenitora y otras chicas- en una redada nocturna. Juzgada y condenada, pasó varios meses en un centro de trabajo de Welfare Island, en el East River, lugar al que iban a parar todas las prostitutas y drogadictas negras que empapelaba la policía de la ciudad.

A pesar de estos golpes bajos, del deprimente y brutal ambiente en el que se movía, y de carecer de una mínima instrucción musical, Billie tomó ejemplo de Bessie Smith y Louis Armstrong para desarrollar su enfoque musical y se puso a cantar por los tugurios y bares clandestinos de Brooklyn, primero, y de Harlem, después.




Fue en el Monette´s Club de Harlem donde la descubrió el productor y crítico musical John Hammond Jnr., quien, impresionado por el diamante en bruto que tenía ante sí, empezó a escribir maravillas sobre ella en los periódicos y le organizó sus primeras sesiones de grabación, que transcurrieron entre noviembre y diciembre de 1933. Para la ocasión, Hammond recurrió a su amigo, el clarinetista Benny Goodman, quien citó en el estudio a un grupo de músicos, entre los que figuraba el trombonista Jack Teagarden, con los que grabó los temas Your mother´s son-in-law y Riffin´ the scotch, que apenas tuvieron repercusión comercial y en los que ya se empezaban a esbozar las cualidades que muy pronto la harían famosa.

La joven Billie prosiguió con sus actuaciones en los night clubs de las Calles 125 y 134, en Harlem, y en los de la West 52, entre las avenidas Quinta y Séptima, en Broadway, una calle conocida en el mundo entero como Swing Street, por albergar locales como The Onyx, The Three Deuces, The Downbeat, The Carousel, y The Famous Door, en los que se programaba música en vivo, y que constituyeron auténticos baluartes del jazz durante los años treinta y cuarenta del siglo XX.

* BILLIE HOLIDAY ERA HIJA DE SARAH JULIA `SADIE´ HARRIS (USABA INDISTINTAMENTE EL APELLIDO FAGAN), UNA CRIADA DE 19 AÑOS, Y DEL BANJOISTA CLARENCE HOLIDAY, DE 16. EN SU PARTIDA DE NACIMIENTO FIGURA CON EL NOMBRE DE ELINORE HARRIS. TAMBIÉN UTILIZÓ EL DE ELEANOR FAGAN. DE NIÑA, ELIGIÓ EL SOBRENOMBRE “BILLIE” POR SU ADMIRACIÓN A BILLIE DOVE, UNA ESTRELLA DEL CINE MUDO.

* CLARENCE HOLIDAY LLEGÓ A FORMAR PARTE DE LA ORQUESTA DE FLETCHER HENDERSON. FALLECIÓ DURANTE UNA GIRA, EN DALLAS, TEXAS, EN FEBRERO DE 1937, A CAUSA DE UNA NEUMONÍA.

* EN LA ACTUALIDAD, WELFARE ISLAND ES CONOCIDA COMO ROOSEVELT ISLAND.

* EL BAR CLANDESTINO MONETTE´S , CONOCIDO TAMBIÉN COMO THE COVAN, ERA PROPIEDAD DE LA CANTANTE DE BLUES MONETTE MOORE, ESTRELLA DISCOGRÁFICA DE PARAMOUNT RECORDS.


Teddy Wilson y Lester Young
Billie Holiday hizo su presentación oficial en el Apollo Theatre de Harlem en 1934, y en julio de 1935 volvía a los estudios de grabación de la mano de John Hammond. Esta vez, la acompañó un grupo formado por el pianista Teddy Wilson -como director-, el clarinetista Benny Goodman -que por motivos contractuales figuró con el seudónimo ` Shoeless John Jackson´-, el saxo tenor Ben Webster y el trompetista Roy Eldridge. 

Los arpegios tranquilos y sosegados, y las suaves líneas monocordes que escapaban del piano de Teddy Wilson servían de punto de apoyo a las inflexiones de la cantante, capaz de aprovechar una canción mediocre y convertirla en arte. Hacía de la voz otro instrumento más dentro del grupo, jugando con las figuras y los silencios, retrasando o adelantando ligeramente los tiempos.

Aunque sus discos iban dirigidos principalmente al público negro del mercado del jukebox, éstos llamaron la atención de los músicos de toda Norteamérica, y no tardaron en surgir otros cantantes que incidían en su estilo pausado y relajado. Se estaba convirtiendo en un modelo de referencia. Frank Sinatra, que iba a verla actuar a los clubes de la Calle 52, siempre la reconoció como una de las grandes influencias que tuvo a la hora de aprender a articular una canción.

* ENTRE 1934 Y 1939, COLUMBIA RECORDS FORMA PARTE DEL CONGLOMERADO DE DISCOGRÁFICAS AMERICAN RECORD CORPORATION (ARC), AL QUE TAMBIÉN PERTENECE EL SELLO VOCALION.




Durante esta primera etapa de su carrera, que se extiende hasta 1939, grabó 120 cortes, publicados por las compañías Columbia y Vocalion, en los que, aparte de los ya mencionados, contó con los mejores músicos de jazz del momento: Lester Young, Buck Clayton, Chu Berry, Buster Bailey, Joe Bushkin, Cozy Cole, Jo Jones, Gene Krupa, Bunny Berigan, Artie Shaw ...





Con Lester Young, mantuvo un vínculo muy especial, que entra de lleno en el terreno de la leyenda. La empatía entre ambos era única, y no sorprende que muriesen prácticamente a las vez, como almas gemelas unidas por una química especial. La flexible y sensual voz agridulce de Holiday mezclaba a la perfección con los solos breves y sintéticos de Young. Juntos ` Lady Day´ y ` Pres´, como se apodaron mutuamente, crearon un nuevo estilo que profetizaría la llegada del llamado cool jazz.


BILLIE HOLIDAY Y LESTER YOUNG


Count Basie y Artie Shaw
En marzo de 1937, Holiday renunciaba a sus compromisos en los clubes neoyorquinos y se iba de gira con la banda de Count Basie, una experiencia impagable, que le serviría para refinar su estilo autodidacta y llegar a un público mucho más amplio. Como su pigmentación no era tan negra como la del resto de componentes, solía oscurecerse el rostro utilizando el viejo recurso del blackface, no fuese a ser que alguien la confundiera con una blanca y tuviesen problemas con las siempre irascibles turbas racistas blancas.

Musicalmente hablando, su relación con el grupo fue correcta; no así la convivencia. Su tormentoso affaire sentimental con el guitarrista Freddie Green, un hombre casado, se convirtió en un elemento desestabilizador para unos músicos fogueados, con miles de kilómetros de carretera a sus espaldas, que tenían muy presentes los códigos de conducta necesarios para mantenerse unidos. Tampoco contribuyó mucho a la cohesión interna el particular carácter de la irritable Billie. Sea como fuere, en febrero de 1938 abandonaba la banda de Basie y era reemplazada por Helen Humes.



BILLIE HOLIDAY Y LA ORQUESTA DE COUNT BASIE


Casi ni le dio tiempo a deshacer las maletas, porque, inmediatamente, Artie Shaw la contrató y se la llevó de gira con su big band de 16 músicos. De esta manera, Billie Holiday se convertía en la primera negra en cantar en una orquesta de blancos. Shaw había tenido el coraje de dar el primer paso. Ahora, era cuestión de esperar acontecimientos.

Por de pronto, una primera dosis de realismo: en las giras, a menudo se le vetaba la entrada en los hoteles donde se alojaban sus compañeros músicos, y no podía comer con ellos en los restaurantes o tomarse una copa en los bares. Debía permanecer en el autocar durante las paradas, y había que llevarle los alimentos en una bolsa de plástico. Como tampoco podía usar los aseos, tenía que pedirle al conductor que parase al borde de la carretera para poder hacer sus necesidades fisiológicas. Luego, en las actuaciones, y más si éstas eran en localidades sureñas, desde el público le gritaban todo tipo de improperios de carácter racista, a los que ella respondía agresivamente, con el consiguiente riesgo para su integridad física y la del resto del grupo. Según comentaría después Artie Shaw, “aquella gira sureña fue una pesadilla de principio a fin.”


THE CASINO, BEMUS POINT, N.Y. 
ART SHAW AND HIS ORCHESTRA ... IN PERSON !!!
(JUEVES, 7 DE JULIO DE 1938)


La suma de humillaciones sufridas por Holiday sobrepasó el límite de su paciencia cuando los directores del hotel Lincoln de Nueva York, en el que iba a actuar la orquesta durante unos días, pretendieron que entrara por la cocina, y le pidieron que, mientras no estuviese en escena, desapareciera del salón y se retirara a un cuartucho, hasta que volvieran a llamarla. También le prohibieron sentarse en el bar y cenar en el comedor, como hacía el resto de la orquesta. Para echar más gasolina al fuego, la tabacalera patrocinadora del programa que retransmitía el show se negó a que saliera al aire, y Artie Shaw tuvo que sustituirla apresuradamente por Helen Forrest, una cantante blanca de 19 años. Fue la gota que colmó el vasó. La mujer, soliviantada, explotó, montó en cólera y se despidió de la banda. No volvería a trabajar en ninguna otra orquesta. 

La relación artística entre Holiday y Shaw fue breve. Duró ocho meses escasos y coincidió con el éxito brutal que obtuvo el clarinetista con Begin the beguine (1938), el tema de Cole Porter, que hizo de él una celebridad internacional. Shaw lo había grabado en una sesión del 24 de julio de 1938, de la que salió también un tema cantado por Holiday: Any old time, que fue el siguiente disco publicado por Bluebird Records después del pelotazo del beguine.

* BEGIN THE BEGUINE (1938) ERA LA CARA B DE UN DISCO DE 78 RPM, PUBLICADO POR BLUEBIRD RECORDS (REF: 7746), EN CUYA CARA PRINCIPAL VENÍA EL TEMA INDIAN LOVE CALL, CANTADO POR TONY PASTOR, EL VOCALISTA MASCULINO DE LA ORQUESTA DE ARTIE SHAW. AL FINAL, LA DEMANDA PÚBLICA HACE QUE SE INVIERTAN LAS TORNAS.

* ANY OLD TIME (1938) APARECIÓ EN EL SIGUIENTE 78 RPM DE LA ORQUESTA DE ARTIE SHAW, JUNTO CON EL TEMA INSTRUMENTAL BACK BAY SHUFFLE (BLUEBIRD. REF: 7759).

* OTRAS GRABACIONES QUE REUNEN A BILLIE HOLIDAY Y ARTIE SHAW SON DID I REMEMBER, NO REGRETS, BILLIE´S BLUES Y SUMMERTIMEREALIZADAS EL 10 DE JULIO DE 1936, EN UNA SESIÓN EN LA QUE SHAW (CLARINETE), BUNNY BERIGAN (TROMPETA), JOE BUSHKIN (PIANO), DICK McDONOUGH (GUITARRA), PETE PETERSON (CONTRABAJO) Y COZY COLE (BATERÍA) ACOMPAÑAN A LA CANTANTE. VOCALION PUBLICA LOS 4 TEMAS EN DOS DISCOS DE 78 RPM, CON LAS REFERENCIAS 3276 Y 3288.


Café Society / Strange fruit
Holiday regresó entonces a Nueva York, y por mediación del productor Hammond, ahora metido a empresario, entró a cantar en un club interracial del barrio bohemio de Greenwich Village: Café Society (1, Sheridan Square), atrayendo hacia su persona a un público intelectual de izquierdas muy concienciado políticamente.

* CAFÉ SOCIETY ABRE SUS PUERTAS EN 1938. ES UN CLUB INTEGRADO Y, EN PRINCIPIO, SU PROGRAMACIÓN INCLUYE LOS MISMOS ARTISTAS QUE JOHN HAMMOND PRESENTA EN EL ESPECTÁCULO FROM SPIRITUALS TO SWING, CELEBRADO EN EL CARNEGIE HALL DE NUEVA YORK EL 23 DE DICIEMBRE DE 1938. TAMBIÉN SUELEN ACTUAR LESTER YOUNG, LENA HORNE, SARAH VAUGHAN, MARY LOU WILLIAMS, ART TATUM, PAUL ROBESON, JOSH WHITE, LEADBELLY, THE WEAVERS ...

EN 1948, SU PROPIETARIO, BARNEY JOSEPHSON, SE VE OBLIGADO A CERRARLO, CUANDO SU HERMANO LEON JOSEPHSON ES INVESTIGADO POR EL COMITÉ DE ACTIVIDADES ANTIAMERICANAS DEL SENADOR McCARTHY, Y COLUMNISTAS DE PRENSA TAN INFLUYENTES COMO WALTER WINCHELL ORQUESTAN UNA CAMPAÑA DE DIFAMACIÓN, AFIRMANDO QUE EL LUGAR ES UN NIDO DE COMUNISTAS.

En esas fechas, graba temas como I gotta right to sing the blues, Fine and mellow y Strange fruit (1939), producidos por Milt Gabler, cliente habitual del Café Society, y publicados por el sello Commodore, que hacen que la carrera de Billie dé un vuelco de 180º y adquiera un estatus de culto.

“Southern trees bear a strange fruit.
Blood on the leaves and blood at the root.
Black body swinging in the Southern breeze.
Strange fruit hanging from the poplar trees.”
(Strange fruit)

“Los árboles en el Sur tienen frutos extraños.
Sangre en las hojas y sangre en sus raíces.
Un cuerpo negro balanceándose con la brisa
sureña. Fruta extraña que cuelga de los álamos.”



STRANGE FRUIT. BILLIE HOLIDAY (COMMODORE, 1939)


A estas interpretaciones siguieron otras no menos inspiradas, como las baladas God bless the child, Solitude, I cover the waterfront y Gloomy sunday (1941), editadas por OKeh Records, que le dieron aún mayor renombre.


* STRANGE FRUIT ES UNA COMPOSICIÓN DE LEWIS ALLEN (LETRA), DANNY MENDELSON, Y SONNY WHITE (MÚSICA). COLUMBIA RECORDS, LA COMPAÑÍA CON LA QUE HOLIDAY TENÍA CONTRATO, SE NEGÓ A QUE LA GRABARA, PERO PERMITIÓ QUE LO HICIERA CON COMMODORE RECORDS. LA REVISTA TIME MAGAZINE LA DECLARÓ COMO “LA MEJOR CANCIÓN DEL SIGLO XX”.

GOD BLESS THE CHILD ES UN TEMA DE ARTHUR HERZOG JR. Y BILLIE HOLIDAY.

 SOLITUDE ES UN TEMA DE EDDIE DE LANGE, IRVING MILLS Y DUKE ELLINGTON.

*  I COVER THE WATERFRONT  ES UN TEMA DE JOHNNY GREEN Y EDWARD HEYMAN.

GLOOMY SUNDAY ES UNA COMPOSICIÓN DEL PIANISTA HÚNGARO REZSO SERESS, ESCRITA EN 1933, CON LETRAS DE LASZLO JAVOR. EL TEMA, QUE SEGÚN SU LEYENDA INSPIRÓ CIENTOS DE SUICIDIOS EN EUROPA, ERA CONOCIDO EN ESTADOS UNIDOS COMO “LA CANCIÓN HÚNGARA DEL SUICIDIO”. LOS TEXTOS EN INGLÉS DE LA VERSIÓN DE BILLIE HOLIDAY FUERON OBRA DE SAM LEWIS.

REZSO SERESS SE QUITÓ LA VIDA EN 1968, AL SALTAR POR UNA VENTANA DE SU DOMICILIO EN BUDAPEST. EN 1999, EL REALIZADOR ALEMÁN ROLF SCHÜBEL RODÓ UNA PELÍCULA, TITULADA GLOOMY SUNDAY, INSPIRADA EN DICHA CANCIÓN.


En 1944 firma un nuevo contrato discográfico con Decca Records, que se extenderá hasta 1950, y graba temas tan populares como Ain't nobody's business if I do y Lover man. Entre medias, interpreta su único y pequeño papel como actriz en la película New Orleans (Arthur Lubin, 1947), junto a Louis Armstrong, cuyo mánager, Joe Glaser, también lleva su contratación.



NEW ORLEANS (ARTHUR LUBIN, 1947)

ARMSTRONG Y HOLIDAY

* EN 1940, LA RADIO CADENA CBS, DESPUÉS DE ADQUIRIR LAS ACCIONES DEL CONGLOMERADO DE DISCOGRÁFICAS AMERICAN RECORD CORPORATION (ARC), CIERRA EL SELLO VOCALION, CUYAS PRODUCCIONES SALEN A LA VENTA A PARTIR DE ENTONCES CON LA ETIQUETA OKEH, EN DESUSO DESDE 1935.



JOE GLASSER PRESENTS: AMERICA´S No, 1 SONG STYLIST
BILLIE HOLIDAY ...  IN PERSON 


Desde muy joven, Holiday había sido una consumidora empedernida de hierba, pues se había criado en los opacos fumaderos de Harlem; luego, pasó a esnifar cocaína y a fumar opio, pero, para entonces, 1947, ya estaba completamente enganchada a la heroína, un hábito que supuestamente adquirió a través de su segundo marido, el trompetista Joe Guy, si bien la lista de proxenetas que presuntamente la “iniciaron” en el caballo para poder controlar su dinero es casi tan extensa como libros se han escrito sobre ella.


BILLIE HOLIDAY. FOTO DE WILLIAM P. GOTTLIEB.


* EL FOTÓGRAFO Y CRONISTA MUSICAL NEOYORQUINO WILLIAM PAUL GOTTLIEB (1917-2006) RETRATÓ A LAS GRANDES FIGURAS DE JAZZ DE SU TIEMPO. ENTRE 1943 Y 1948 TRABAJÓ PARA LA PRESTIGIOSA REVISTA DOWNBEAT. SUS FOTOS SON LAS MÁS CONOCIDAS Y LAS MÁS REPRODUCIDAS DE AQUEL PERÍODO MUSICAL


Cielo e infierno
En mayo de 1947, agentes de la Oficina Federal de Estupefacientes la detenían por posesión y consumo de heroína, y un juez la condenaba a un año y un día de prisión en un reformatorio federal para mujeres, en Alderson, West Virgina. Estaba en el apogeo de su carrera. Diez días después de salir de la cárcel, dio un par de conciertos nocturnos en el Carnegie Hall de Nueva York, que atrajeron a una multitud de público y dejaron una más que suculenta taquilla para los organizadores. 

Pero no tardó en retomar la cuesta abajo, empapada hasta el tuétano de ginebra y del adictivo polvo marrón. Para colmo, se encontró con que las autoridades, que en vez de propiciar su rehabilitación parecían empeñados en empujarla al abismo, le habían revocado su “cabaret card”, una licencia sin la cual era prácticamente imposible encontrar trabajo en los clubes neoyorquinos, su hábitat natural.



BILLIE HOLIDAY Y "MISTER"
FOTO: GOTTLIEB, REVISTA DOWNBEAT, 1947


* EN MARZO DE 1947, UNAS SEMANAS ANTES DE SU DETENCIÓN, HOLIDAY, POR SUGERENCIA DE SU AGENTE, JOE GLASER, SE SOMETE A UNA CURA DE DESINTOXICACIÓN EN EL PARK WEST HOSPITAL DE NUEVA YORK, DEL QUE SALE IGUAL DE ENGANCHADA QUE ENTRA.

* BILLIE HOLIDAY ESTUVO INTERNADA EN EL REFORMATORIO FEDERAL DE ANDERSON PAR MUJERES ENTRE EL 28 DE MAYO DE 1947 Y EL 16 DE MARZO DE 1948.

Empieza aquí lo que sus biógrafos definen como la “tercera etapa de la carrera de Billie Holiday”, en la que el deterioro físico causado por las drogas, el licor y la vida dura hace seria mella en sus facultades vocales. Las detenciones por consumo de opiáceos inyectables volverían a repetirse en 1949 y en 1956, aunque no llegó a ser condenada. Sólo tuvo que ingresar en un hospital para una breve cura de desintoxicación ordenada por el juez. 

No obstante, y para hacerle algo de justicia, pues entre los personajes públicos de su generación había muchísimos drogadictos cuya adición nunca fue tan aireada como la suya, ni se les llegó a perseguir y a estigmatizar del mismo modo, parece aconsejable reproducir un fragmento de una entrevista que concedió a la revista Ebony, en julio de 1949: “Estoy atrapada entre la policía de estupefacientes y los traficantes de droga. Es una situación muy extraña. Uno de los agentes parecía decidido a ganarse un ascenso conmigo, y los camellos me amenazan para que vuelva a consumir.”



BILLIE HOLIDAY. REVISTA EBONY. JULIO DE 1949. 


De 1952 a 1957, Holiday trabajó con el productor Norman Granz, propietario de los sellos Clef y Verve, con los que grabó una extensa serie de elepés: Billy Holiday sings, An evening with Billie Holiday (1953), Billie Holiday, At Jazz at the Philharmonic (1954), Music for torching (1955), Velvet mood, Lady sings the blues (1956), Body and soul (1957), Songs for distingue´ lovers, Stay with me, All or nothing at all (1958) ...



BILLIE HOLIDAY (COMMODORE, 1950)
LADY SINGS THE BLUES. BILLIE HOLIDAY (CLEF /VERVE, 1956)
SONGS FOR DISTINGUÉ LOVERS. BILLIE HOLIDAY (VERVE, 1958)
ALL OR NOTHING AT ALL. BILLIE HOLIDAY (VERVE, 1958)


En diciembre de 1957, intervino en el histórico especial de televisión The sound of jazz, en el que cantó su éxito de 1939, Fine and mellow, acompañada por un grupo estelar de músicos de jazz, que incluía a Lester Young, Ben Webster, Coleman Hawkins (saxos tenores), Gerry Mulligan (saxo barítono), Roy Eldridge, Doc Cheatham (trompetas), Vic Dickenson (trombón), Mal Waldron (piano), Danny Barker (guitarra eléctrica), Milt Hinton (contrabajo) y Ossie Johnson (batería).

La legendaria cantante volvería con Columbia Records en 1958, para pergeñar Lady in satin, el disco más controvertido de su carrera, en el que le acompañará la orquesta de Ray Ellis, un director y arreglista al que Holiday admiraba por su trabajo en el álbum Sings for only the lonely (Capitol, 1958), de Frank Sinatra. Por vez primera, la voz de Lady Day iría arropada por cuerdas, arpas, vientos y coros crepusculares de satinados arreglos en lugar de una orquesta de jazz.



LADY IN SATIN. BILLIE HOLIDAY (COLUMBIA, 1958)


Los críticos nunca se pusieron de acuerdo a la hora de juzgar este álbum, cuya grabación se llevó a cabo en febrero de 1958, en los modernos estudios de la Columbia, levantados dentro de una iglesia de la Calle 30 de Manhattan. Para unos, se trataba del trabajo de una cantante en declive, y no era cuestión de regocijarse en las miserias de una artista destrozada. Para otros, entre los que se encontraba el trompetista Miles Davis, cuya opinión más vale tener en cuenta, creían que Lady in satin era lo mejor que había hecho nunca.

Pero, Holiday, consciente de sus limitaciones y del deterioro de su voz, se sentía insegura. Bebía para controlar los nervios, y cuanto más bebía, peor se ponía. Su estado físico era malo y tenía las piernas hinchadas, como consecuencia de una cirrosis hepática. Además, su afición por las sustancias ilegales seguía latente, como nos confirma el propio Miles Davis en un párrafo de su libro Miles: the autobiography: “La última vez que vi a Billie con vida fue a principios de 1959, en el club Birdland, en el que yo estaba tocando. Me pidió dinero para comprar heroína y le di lo que tenía, algo así como 100 dólares.”

EL ELEPÉ LADY IN SATIN (1958) LO PRODUJO IRVING TOWNSEND.

EL LIBRO MILES: THE AUTOBIOGRAPHY, DE MILES DAVIS Y QUINCY TROUPE, FUE PUBLICADO EN 1989 POR LA EDITORIAL SIMON & SCHUSTER.

EL CLUB DE JAZZ BIRDLAND, PROPIEDAD DE MORRIS REVEY, SE INAUGURA EL 15 DE DICIEMBRE DE 1949, EN EL 1678 DE BROADWAY, CERCA DE LA CALLE 52. SU NOMBRE HACE REFERENCIA AL APODO DE CHARLIE PARKER: “BIRD”.

CERRÓ SUS PUERTAS EN 1965. EN 1986 VOLVIÓ A ABRIRLAS, EN EL 2745 DE BROADWAY. ACTUALMENTE ESTÁ UBICADO EN LA CALLE WEST 44.

*  EN MARZO DE 1959, BILLIE HOLIDAY GRABA VARIAS CANCIONES -PRODUCIDAS POR RAY ELLIS, PARA MGM RECORDS-, QUE SALEN PUBLICADAS EN EL ÁLBUM BILLIE HOLIDAY: HER LAST RECORDING.




El 30 de mayo de 1959, Billie perdía el conocimiento y era ingresada en una clínica privada, cuyos responsables, al verle las marcas de los pinchazos en el brazo, insistieron en que debía acudir a un centro público. La llevaron entonces al Hospital Metropolitano de Nueva York, que no tardó en llenarse de periodistas en busca de un reportaje o de una foto, por lo que la instalaron en una habitación individual.

Diez días después, cuando parecía empezar a recuperarse, una enfermera -según Holiday, se trataba de una policía secreta- encontró en su cuarto unos polvos sospechosos. Automáticamente, los médicos informaron a la Oficina Federal de Estupefacientes, cuyos agentes, después de interrogarla en la cama, amenazándola con llevársela presa si no “cantaba” quién le había proporcionado la droga,
requisaron todas sus pertenencias (un tocadiscos portátil, los discos, una radio y algunos cómics) y la pusieron bajo arresto, sin poder recibir visitas, con tres mujeres policía haciendo guardia en la puerta de la habitación.

Entre tanto, el fiscal del distrito iniciaba los trámites para trasladarla a una prisión federal. No cabe duda de que todos estos funcionarios públicos se comportaron de manera ejemplar, haciéndole más agradables sus últimos días a una pobre enferma terminal. ¡Buena gente ...! Después de más interrogatorios, que incluyeron la toma de fotografías y de huellas dactilares, el corazón de Billie Holiday dejaba de latir en la madrugada del 17 de julio de 1959, privado de música, de lectura, y de la compañía de otros corazones amigos.





Tres años antes de fallecer, la editorial Doubleday de Nueva York había publicado su autobiografía: Lady sings the blues (1956), escrita por un periodista del New York Post, William Duffy, basándose en unas conversaciones con la artista. La veracidad del libro fue puesta en duda por críticos y analistas musicales de la época, pues, según ellos, Holiday recurría a la hipérbole en la mayoría de sus relatos. Ya que no podía cambiar su pasado, lo contaba un modo distorsionado y exagerado. Cuarenta años después, el biógrafo Stuart Nicholson, en su libro Billie Holiday (Northeastern UP, 1995), sugirió que muchas de aquellas historias contadas por Lady Day eran bastante más ciertas y precisas de lo que parecían en principio.





* EL LIBRO LADY SINGS THE BLUES HA SIDO PUBLICADO EN ESPAÑA POR LA EDITORIAL TUSQUETS.

EN 1972, BERRY GORDY JNR., DUEÑO Y FUNDADOR DE MOTOWN RECORDS, PRODUCE LADY SINGS THE BLUES (SIDNEY J. FURIE, 1972), UNA PELÍCULA BASADA MUY SUPERFICIALMENTE EN LA AUTOBIOGRAFÍA DE BILLIE HOLIDAY Y RODADA A MAYOR GLORIA DE LA CANTANTE DIANA ROSS, ESTRELLA DEL SELLO Y AMANTE DE GORDY


BILLIE HOLIDAY,  GRABACIONES CLAVE:
Your mother´s son-in-law, Riffin´ the scotch (Columbia, 1933), Did I remember, No regrets, Billie´s blues, Summertime, A fine romance, I can´t pretend (Columbia, 1936), He´s funny that way, A sailboat in the moonlight (Columbia, 1937), Let´s call the whole thing off, They can´t take that away from me (Vocalion, 1937), Now they call it swing, You go to my head, I can´t get started, The very thought of you (Vocalion, 1938), Long gone blues (Columbia, 1939); Fine and mellow, Strange fruit, I gotta right to sing the blues, Yesterdays (Commodore, 1939); Loveless love, St. Louis blues –con Benny Carter-, Them three eyes (Columbia, 1940), God bless the child, Solitude, Am I blue, Georgia on my mind, Gloomy sunday, I cover the waterfront (OKeh, 1941), That ole devil called love (Decca, 1944); I´ll be seeing you, I´ll get by, She´s funny that way –con Eddie Heywood and his Orchestra- (Commodore, 1944), Big stuff (Decca, 1946), Easy living (Decca, 1947), My man, Weep no more (Decca, 1948); You can´t lose a broken heart –con Louis Armstrong-, Ain´t nobody´s business if I do (Decca, 1949), Lover man (Decca, 1951).

ÁLBUMES CLAVE:
Billie Holiday (Commodore, 1950), Billie Holiday sings (Columbia, 1950), Lover man (Decca, 1951), Billie Holiday (Clef, 1954), Lady sings the blues (Clef, 1956), Body and soul (Verve, 1957); Lady in satin -con Ray Ellis and his Orchestra- (Columbia, 1958), 16 most requested songs -recopilatorio- (Columbia, 1996), Ultimate Billie Holiday - recopilatorio- (Verve, 1997), The complete Commodore recordings -recopilatorio- (GRP, 1997).


© del texto: Salvador Domínguez. 2008

1 comentario:

  1. Formativo, Informativo, Ameno y recibidos tus escrito con muchas ganas. Me gusta como desglosas las bios desde un punto de vista muy personal y carsmático..... Artículos gonzos, me recuerdas a "alguien" al que en su momento se le adjudicó el apelativo de Mister Primera Persona. Ambos escribís desde las entrañas, sin tener en cuenta convencionalismos sociales, o dogmáticos Esto es lo que pienso-siento y así os lo cuento Besos

    ResponderEliminar