LOS BRAVOS, "BRING A LITTLE LOVIN´" Y QUENTIN TARANTINO

Por Salvador Domínguez





En el otoño de 1966, El éxito de Black is black en las listas británicas se extendía a toda Europa, a Los Estados Unidos (nº2 en Billboard y nº3 en Cashbox) y al resto del mundo civilizado e incivilizado. Fue un pelotazo de impresión. 





Para un servidor, un pobre carajito que buscaba emular a sus ídolos rockeros, era un orgullo ver cómo una banda española irrumpía de lleno en la actualidad de aquel explosivo momento. Los Beatles acababan de publicar su indescriptible "Revolver", Eric Clapton, Jack Bruce y Ginger Baker debutaban en el Festival de Redding, bajo el nombre de Cream; y Jimi Hendrix pronto iba a dejar boquiabierto a todo el personal. Las boutiques de Carnaby street seguían rigiendo la moda mundial, y las emisoras piratas, que emitían en barcos fuera de los límites del Reino Unido, en el Canal de la Mancha, marcaban el pulso musical del planeta Tierra aquel bendito año de 1966.


CARNABY STREET. 1966



Alain Milhaud y sus chicos, Los Bravos, pasaron toda suerte de peripecias y, para mayor gloria del escaso rock hispano de aquel tiempo, lograrían repetir la proeza de Black is black con Bring a little lovin´, su segundo gran hit en América  Pero antes de eso tuvieron que sufrir en sus propias carnes algunas excentricidades de su cantante, -en cierta medida mimado por Milhaud, aunque éste intentase ponerlo firme- y la equivocada programación de su segundo single en el Reino Unido, una decisión claramente dañina para los intereses del grupo y de la propia discográfica, que únicamente benefició a dos personas. Así lo cuenta el productor:



LOS BRAVOS Y THE SMALL FACES. LONDRES, 1966


"A consecuencia del éxito de Black is black hicimos presentaciones en Londres, en el Olympia de París, en Milan y en Roma. Luego, Phil Solomon organizó una gira en los Estados Unidos. Los Bravos llegaron allí sin Mike. Como seguidor de los Testigos de Jehová, no quería vacunarse - según requerían las autoridades de inmigración americanas -. Al final, su amor propio y la euforizante perspectiva de la gira norteamericana pudieron más y se vacunó. Sin embargo llegó dos días tarde a Nueva York y no asistió al cóctel de presentación de Los Bravos a la prensa norteamericana. La gira no empezaba bien y termino mal. El carácter difícil de Mike no fue del todo ajeno a su fracaso. ¡Una pena ... !

En Estambul actuamos en un teatro. Después de la obligada prueba de sonido Mike volvió a su hotel para descansar hasta la hora del show. Cuando llegue al teatro por la noche lo encontré delirando, tirado en el suelo de su camerino. Pedía auxilio y gritaba "Ayudarme, tengo millones de hormigas que me comen el cuerpo".



ESTAMBUL


Supe después que un taxista le ofreció alguna que otra droga y Mike no resistió la tentación. Intentamos en vano reanimarle. El publico reclamaba a gritos el comienzo del show pero Mike estaba totalmente ido y ni siquiera podía mantenerse de pie. Mientras sus compañeros atacaban el primer tema de la noche intentamos sacarle al escenario flanqueado por dos colosos para que el público viera que se encontraba realmente mal. Mike no pudo cantar ni una estrofa. El escándalo fue mayúsculo. El concierto tuvo que ser suspendido.



         
MIKE, REPOSANDO EN UN HOTEL DE ESTAMBUL 
19 DE FEBRERO DE 1967


El público destrozó literalmente el teatro y la policía nos arrestó por escándalo público. Tuvimos que solicitar la ayuda del consulado español en Estambul. La situación obligo a Los Bravos a permanecer una semana más de la cuenta en Turquía. La orden de arresto domiciliario no me afecto. Pude volver a Madrid y gestionar desde aquí la libertad del grupo. Evidentemente el promotor del espectáculo no nos pagó y la broma costo lo suyo a Los Bravos.

Las anécdotas de Los Bravos son múltiples. Con el paso del tiempo las recuerdo con una sonrisa en los labios. En su momento algunas de ellas fueron más bien motivo de lagrimas. 


EL SEGUNDO SINGLE EN UK DE LOS BRAVOS
Por culpa de unos intereses creados el segundo single de Los Bravos en Inglaterra fue un fracaso. Black is black se mantuvo meses en las listas inglesas de éxitos. Decca decidió entonces publicar el segundo single de Los Bravos encabezado por el tema : I don’t care. Era una balada compuesta por Ivor Raymonde y la letra escrita por un tal Clarke que era el seudónimo de Marcel Stellman el A&R de Decca.





"Esta canción que nunca hubiera haberse publicado, ni siquiera en un álbum, fue elegida por el propio Stellman con la complicidad de Ivor Raymonde como cara A del segundo single para aprovechar el tirón de Black is black. Por estadísticas se sabe cual será la venta de un disco que sigue al que fue un numero uno. Aun siendo un fracaso se vende por inercia miles de ejemplares que generan derechos de autores. Ivor Raymonde y Marcel Stellman quisieron aprovecharse de la situación en contra de nuestra voluntad y de nuestros desesperados esfuerzos por evitar esta equivocada programación.






Trapped, tema marchoso, pegadizo y en todo caso mucho más en la línea de Black is black que la balada inconsistente de I. Raymonde era la canción que hubiésemos querido que fuera la cara A del segundo single. No hubo nada que hacer. La opinión de los españolitos provincianos que éramos para ellos no contó. Raymonde y Stellman pusieron sus intereses particulares por delante de los de “Los Bravos”. Un “flop” les importaba muy poco. Decca no había pagado la producción. Probablemente ni siquiera sabía que Clarke era el seudónimo de Stellman. De haberlo sabido probablemente no hubiera tolerado tal desfachatez.

Tuvimos la suerte que la marca hermana de Decca en Estados Unidos: “London” coincidiera con nuestro criterio y decidiera no publicar I don’t care como cara A del segundo single en U.S.A . Fue Bring a little lovin´ (1968). El sencillo llegó al nº 35 en las listas de Billboard. 





Descubrí el tema en el Midem de Cannes. Aquello era, por entonces, una especie de mercado persa de la música donde editores, productores y compositores se empeñaban a comprar y vender canciones, catálogos editoriales y producciones. Escuché Bring a little lovin´ en un acetato de prueba (el k7 no existía todavía) que encontré en un stand australiano. Los compositores eran nada más y nada menos que The Easybeats, No los conocía en aquel momento. El editor australiano conocía a Los Bravos por el éxito de Black is black y no tuve mayor problema para obtener el permiso de estrenar el tema.


Debo también mencionar el éxito que fue Los chicos con las chicas y Dame un poco de amor, las dos películas musicales filmaron Los Bravos. Fue el apogeo de la carrera del grupo. Sus canciones fueron maravillosamente filmadas en los propios estudios de los hermanos Moro, amos de la publicidad en esta época."





* "BRING A LITTLE LOVIN´" FUE GRABADA EN LOS ESTUDIOS LANDSDOWNE, EN LONDRES. EL PRODUCTOR ALAIN MILHAUD CONTRATÓ LOS MEJORES MÚSICOS DE SESIÓN LOCALES DEL MOMENTO, QUE ARROPARON  LA INTERPRETACIÓN DE MIKE KENNEDY.  
COMO EN EL CASO DE CANARIOS Y POP-TOPS, LOS INSTRUMENTISTAS DEL GRUPO NO SE DESPLAZARON A LONDRES. EL COSTE HUBIERA RESULTADO EXCESIVO Y LA PRODUCCIÓN NO HUBIERA ALCANZADO EL LISTÓN DE CALIDAD DESEADO POR MILHAUD. 

* ADRIAN KERRIDGE, INGENIERO Y 'BOSS' DE LOS ESTUDIOS LANSDOWNE HABÍA TRABAJADO PREVIAMENTE CON THE DAVE CLARK FIVE, QUIENES, ENTRE 1963 Y 1968, OBTUVIERON UN ÉXITO APLASTANTE EN EUROPA Y EN ESTADOS UNIDOS, CON TEMAS COMO "GLAD ALL OVER", "BECAUSE", "CATCH US IF YOU CAN", "YOU GOT WHAT IT TAKES" ... 

* LA MISMA GRABACIÓN DEL ACETATO QUE MILHAUD OYÓ EN EL MIDEM , FUE INCLUIDA -DE RELLENO- EN LA VERSIÓN AUSTRALIANA DEL ÁLBUM "VIRGIL" (ALBERT PRODUCTIONS / PARLOPHONE, 1968), DE THE EASYBEATS . 


Esta historia está tomada íntegramente del libro de Salvador Domínguez:

(Fundación Autor-SGAE, 2002)


© del texto: Salvador Domínguez
Testimonios originales y protegidos legalmente.
© de las fotografías reservado a sus autores y/o a los propietarios de los archivos gráficos.