Bienvenido Mr. Rock: Venezuela

Salvador Domínguez

Caracas 1964
El advenimiento de la beatlemanía hizo que en Caracas y Maracaibo, las dos ciudades más importantes de Venezuela, surgiesen centenares de grupos beat, e incluso se recuperase el surf, un género del que ya se habían publicado un buen número de discos, pero que no había terminado de captar el gusto del público joven mayoritario. Esa labor de proselitismo la llevaron a cabo disc jockeys de radio, como Clemente Vargas Junior y Eduardo Morell, quienes desde sus respectivos espacios impulsaron la música que proponían nuevas agrupaciones nacionales y extranjeras.


Aprendiendo a rocanrolear. Caracas, 1958.
(Foto: Salvador Domínguez)


El rock and roll llevaba manifestándose en Venezuela desde finales de los años cincuenta, y muy especialmente en Maracaibo, en reductos como el Club Creole -en donde arrancan bandas como Los Impala y Los Flippers-, y a través del programa de televisión “El club del rock and roll”, transmitido por la emisora regional zuliana Ondas del Lago, Canal 13.



Pozos petrolíferos en el lago de Maracaibo. 1961.
(Foto: Archivo Wildguitar)


En Caracas la llama rocanrolera no prendió hasta 1961, y lo hizo difuminada entre el cegador resplandor del twist, un nuevo baile de moda que arrasaba en las pistas de baile de medio mundo. Dentro de ese marco se encuadraban agrupaciones como Los Zafiros, quienes en 1962 debutaron con un EP, publicado por el sello Orfeón, que incluía una revisión en castellano de Lucille, de Little Richard, que ellos titularon Twist de Lucila; y Los Dinámicos, cuyo elepé, Twist con Los Dinámicos, editado por el sello Panart en marzo de 1962, contenía una mezcolanza de temas de rocanroleros natos (Bill Haley & The Comets, Little Richard), de ídolos juveniles del momento (Bobby Darin y Paul Anka), y composiciones propias con títulos tan sugestivos y vernáculos como Caracas twist y Macuto twist.

El punto de reunión favorito de los escasos seguidores de este estilo, y de los miembros más jóvenes, bohemios y disipados de la farándula caraqueña, era El Club del Twist, un oscuro local situado en los bajos del cine Altamira, que al año escaso de su apertura tuvo que cerrar sus puertas debido a las constantes denuncias de los vecinos y las consiguientes redadas policiales.



Aquí Los Dinámicos (Velvet, 1964)


En marzo de 1964, cuando Radio Caracas Televisión emitió en directo desde Nueva York la primera presentación de The Beatles en el Show de Ed Sullivan, todos los medios comenzaron a sentir curiosidad por ese extraño fenómeno de masas. La controversia sobre si el talento musical y la imagen de estos cuatro tipos ingleses era válida se extendió a todas las clases sociales y estamentos venezolanos, tal y como estaba ocurriendo en ese instante en el resto de la esfera terrestre.

El país, que cobijaba a un hervidero de emigrantes españoles, italianos y portugueses, disfrutaba de una economía y una renta per cápita francamente boyantes, no como en nuestros días. Sus dirigentes políticos -desde la consecución de la Independencia y hasta 1964 ningún presidente elegido democráticamente había podido finalizar su mandato sin sufrir un golpe de Estado- aún no habían terminado de dilapidar las riquezas de uno de los países de mayor producción y venta petrolífera del mundo, por lo que el hecho de comprarse una guitarra eléctrica y un amplificador, o una batería, no suponía ninguna utopía descabellada.


Autopista del Este, río Guaire y el monte Ávila. Caracas, 1964.
(Foto: Salvador Domínguez)


No obstante, el asunto de los conjuntos beat y el pelo largo tuvo un proceso de asimilación ciertamente gracioso. Advierto que esto va en serio: No sé por qué -creo que en la Constitución Venezolana no debe figurar un argumento tan estúpido como la prohibición de llevar el pelo largo-, pero la cuestión es que si no tenías el preceptivo “carné de melenudo” la PTJ, o Policía Técnica Judicial, se adjudicaba el derecho de arrestarte, llevarte a una comisaría, en donde te rapaban la cabeza con saña, para por fin estamparte en tu “bola de billar” un sello de caucho mojado en tinta indeleble, que especificaba: Prefectura Del Recreo, de La Pastora, de Catia, Chacao, o de la parroquia en que se hubiera efectuado tu detención.

A esto había que añadir el particular desparpajo de los malandros (jóvenes gamberros), que perseguían y daban solemnes palizas a los pobres que intentasen dejarse crecer el pelo un poco más abajo de las orejas. No es que les disgustara tal moda, era simplemente otra excusa para seguir haciendo de las suyas. En 1966, en la Calle Real de Sabana Grande, una de las principales avenidas caraqueñas, sacudieron con gusto a Os Malucos, un grupo brasileño que estaba de paso en la ciudad grabando un programa de televisión. Para mayor escarnio, después de la soberana paliza, la policía se los llevó presos por su aspecto estrafalario, según ellos.

También se daban otros casos muy pintorescos. Podías ver cómo un tipo con una peluca se hacía el homosexual por la calle, y cuando alguien le gritaba “¡marico, coño ´e tu madre ...!”, súbitamente aparecían otros diez malandros con pesadas barras de hierro, que ponían a caldo al incauto insultador. Teniendo en cuenta el machismo atávico existente en la Venezuela de entonces, el plan era infalible, pues cualquier viandante, por muy tolerante que fuese, terminaba mordiendo el anzuelo. Los malandros tenían todo perfectamente organizado y sincronizado, no había fisuras, si exceptuamos las del cráneo y costillas del pobre agredido.



The Trashmen en "Club Musical". Septiembre de 1964. 
(Foto: Salvador Domínguez)
                     

Aquel bendito año de 1964 hizo su aparición un espacio televisivo llamado “Club musical”, emitido en directo todos los días laborables desde los estudios de Radio Caracas Televisión, en la esquina de Bárcenas a Río, en pleno centro de la capital. Producido por el margariteño Chelique Sarabia, autor del famosísimo tema Ansiedad -que popularizó internacionalmente Nat `King´ Cole en 1959-, y conducido por Alfredo José Mena.

En “Club musical” tocaban frente al público grupos venezolanos, y algún que otro extranjero, como The Trashmen, última de las grandes bandas de música surf, que había llegado al país para promocionar su gran éxito El pájaro bañista (Surfin´ bird, 1964). La enorme repercusión que tuvo este programa entre la juventud moderna venezolana animó a otras cadenas privadas a emitir los suyos, y así el virus del rock comenzó a extenderse con mayor profusión. La presentación de The American Beetles, -un remedo yanqui, sin gracia, de los auténticos Beatles-, en el teatro París, contribuyó a echar aún más leña al fuego.

Naturalmente, la música que escuchaba el público mayoritario no era la de los “conjuntos beat”, sino guarachas, cumbias, merengues y merecumbés, entremezclados con boleros de cantantes como el puertorriqueño Daniel Santos, o del marabino Felipe Pirela, antiguo vocalista en la orquesta de Billo Frómeta, un músico y director dominicano que ensambló La Billo´s Caracas Boys en 1940. La Billo´s era junto a Los Melódicos, del director Renato Capriles -con la cantante cubana Emilita Dago-, una de las orquestas de baile venezolanas más populares y solicitadas del Caribe. Pirela, sin duda un gran cantante, murió asesinado en un asunto turbio en Puerto Rico. Su sustituto en La Billo´s fue José Luis Rodríguez “El Puma”, excomponente del quinteto vocal Los Zeppy.



Los Supersónicos en "Club Musical". 1964. 
(Foto: Salvador Domínguez)


El béisbol, deporte rey, presentaba rutilantes estrellas locales, como Luis “Camaleón” García, Luisito Aparicio y Víctor Davalillo. Los tres habían dado el “gran salto”, jugando en las Grandes Ligas de los EE UU, pero durante la temporada invernal disfrutábamos viéndolos batear hits y robar bases con sus respectivos equipos criollos: Magallanes, Tiburones de La Guaira y Leones del Caracas.

En la próspera Venezuela de los años cincuenta y sesenta regalar elepés por cumpleaños y Navidades era moneda corriente, por lo que el mercado consumista daba para todos los gustos. Además, podías comprar con suma facilidad discos importados de EE UU (en Don Disco, en la avenida Urdaneta y en Chacaito) y por un precio bastante asequible, lo que hizo que la industria discográfica nacional apostase por nuevas bandas de música beat. Así triunfaron Los Supersónicos, Los Impala, Los Dangers, Los Claners, Los Holidays, y más tarde Los Darts, Los Memphis y Los 007, que fueron los grupos venezolanos más destacados de los años sesenta.



Surf con Los Supersónicos (Souvenir, 1964)

Los Impala (Velvet, 1964)

Los Dangers, los ases del sourf  (Velvet, 1964)

Los Holiday´s (Discomoda, 1966)

Para la gente joven  (Philips, 1966)


Al llegar 1966 un aluvión de conjuntos beat, más o menos profesionales, con o sin disco publicado, formaban parte ya del panorama musical nacional. Aparte de los antes citados, sobresalían Homer & The Dont´s -liderados por el guitarrista Stephen Shook, en 1966 publicaron un homónimo álbum cantado en inglés-, Los Blonder´s -de Maracaibo-, Los Barracudas -eran casi unos niños-, Los Bonnevilles -de La Florida-, Los Primitivos -de La California, junto al aeropuerto de La Carlota (hoy Francisco de Miranda)-, Los Intocables -de La Pastora- y Las Aves Tronadoras, un quinteto femenino, de Colinas de Bello Monte dirigido por su cantante y guitarrista Wendy Hawkinson, una adolescente tan atractiva que cada vez que la veía me daba un vuelco el corazón.

Todas estas agrupaciones, y muchas otras no mencionadas aquí, solían tocar en colegios, fiestas privadas, discotecas (como El Hipopótamo, en Los Palos Grandes; La Haya, en San Bernardino; y el Hipocampo, en el Centro Comercial Chacaito), pistas de baile en hoteles (en Puerto Azul y Naiguatá), y en Mi Vaca y Yo, un inclasificable local en la antigua carretera de Caracas a Baruta.

Es entonces cuando entra en escena una nueva generación de disc jockeys de radio y presentadores de televisión, que programan una música de mayor actualidad y rompen con el prototipo de locutor conocido hasta entonces, tanto en su manera de hablar, mucho más desenfadada, coloquial y bacilona, como de vestir. Personajes como Napoleón Bravo, José Pérez Meléndez y Cappy Donzella nos mantenían informados de cuanto acontecía en el inmenso universo del pop&rock internacional y nacional, descubriéndonos a una serie de grupos que no tardarían en inscribir sus nombres en la historia de la música popular del siglo XX.


Los Supersónicos tocando en Sabana Grande. 1965. 
(Foto: Discos Souvenir)


La febril hiperactividad rockera caraqueña fue en aumento en 1967, cuando de manera continuada empezaron a tocar grupos en Sabana Grande, en plena calle -Los Supersónicos habían sido los primeros en hacerlo, en 1965-, mientras la gente bailaba apiñada o se caía a “coñazos” al borde del coma etílico; y alcanzó su cénit con la celebración de los festivales Pop and Op -organizados por el disc jockey Napoleón Bravo- y las Mermeladas, o jam sessions, celebradas en el Teatro Caracas, en la parroquia de La Candelaria.

Ahora bien, lo que verdaderamente dejó asombrada a toda la juventud venezolana fueron las llamadas Experiencias Psicotomiméticas, unos happenings organizados y presentados por el disc jockey Cappy Donzella en los que participaban grupos y solistas modernos acompañados por la Orquesta Venezuela Pop, un impresionante ensamble de 30 músicos dirigido por Jesús Ignacio Pérez Perazzo.


Viva una experiencia psicotomimética  (Souvenir, 1968)


Para que el impacto visual fuese completo y el público alucinase en colores, la música venía acompañada de efectos especiales nunca antes vistos en el país (hielo seco, juegos de luces, proyecciones sobre pantallas, etc.), en la línea de los que se utilizaban en el Fillmore West, de San Francisco, y en el club UFO de Londres, santuarios universales de la psicodelia y el flower power. El esfuerzo del equipo de producción que llevó a cabo aquellas Experiencias Psicotomiméticas es digno de admiración, pues debió de ser titánico. No eran unos profesionales del showbiz, como Bill Graham o Joe Boyd, ni disponían de los medios técnicos adecuados para llevar adelante un proyecto tan ambicioso, pero agudizaron su inventiva y la cosa funcionó.


The Horsebreakers, mi primer grupo. Caracas, 1966. 
(Foto: Raquel Goltzer)


En 1968 el guitarrista Adib Casta (exClaners) montó un nuevo grupo, que bautizó como Ladies W.C. Escribían su propio repertorio, eran el paradigma de la técnica, y perfectamente, de haber vivido en el San Francisco de 1967, podrían haber sido uno de los grandes exponentes del acid rock de la Costa Oeste norteamericana. Fue, sin duda, el primer grupo serio que tuvo Venezuela. Tomaron el relevo creativo de Los Impala y Los Holiday´s y lo fijaron en plena era flower-power. Con la aparición de Ladies W.C., aumentó considerablemente el nivel técnico de los músicos de rock en Venezuela. Fue una época en la que había que estar orgullosos de los carajitos de la cantera.


Ladies W.C. (Souvenir, 1968)



Los guitarristas de rock más trascendentes de aquel tiempo en Venezuela fueron, para mi gusto, Franklin Holland (Holiday´s), Adib Casta (Claners, Ladies W.C.), Álvaro Falcón (The Love Depression), Pablo Manavello (Memphis, Claners, Sangre) y Joseito Romero (LSD, Tsee Mud, Bacro), que pusieron su sentimiento criollo a un rock-blues de altísima calidad.



The Love Depression (Souvenir, 1968)



Más tarde, en 1970, se celebró un macro festival en el Parque del Este en el que participaron la inmensa mayoría de grupos locales de aquel momento, pero el evento terminó con la Guardia Nacional disparando indiscriminadamente a los pobres asistentes que, por cierto, llevaban cada uno una flor en la mano. Para la juventud venezolana debió ser muy duro dejar de lado su innato carácter provocador y peleador y transmutarse en mansos “niños de las flores”. La impulsiva viveza criolla había sido reemplazada por una insulsa parodia pacifista del Flower Power gringo, pero las modas siempre mandan y ... ya se sabe.

Después de aquel movidón en el Parque del Este se programaron más conciertos, al estilo del de Woodstock, en la localidad costera de Macuto, y en Maracaibo, en el aeropuerto Grano de Oro. Aquello era ya en plena era post hippie. También hubo otro sonado festival en la frontera con Colombia, en el que casi todos los presentes consumieron una extraña especie de hongos alucinógenos. Finalmente, los espectadores retornaron sanos y salvos a sus respectivos hogares, aunque no pudieron evitar que sus padres los obligaran a visitar al psiquiatra. Para entonces, nuevos maníacos de las ondas radiofónicas, como Alfredo Escalante e Iván Loscher, habían tomado el relevo de sus atrevidos predecesores.

Gracias a la labor de despegue de todas estas agrupaciones mencionadas, y a muchas otras omitidas, a principios de los años setenta despuntaron nuevos exponentes nacionales de muchísima calidad y talento, como The Gerry Weil Band -un sensacional teclista, inmerso en el jazz rock-, White Sky Meditation, La Fe PerdidaPanTsee Mud Bacro, El ZiguiPastel de Gente Syma



* DESDE 1958 HASTA 1964 EL PRESIDENTE DE VENEZUELA FUE RÓMULO BETANCOURT, DEL PARTIDO ACCIÓN DEMOCRÁTICA. EN 1964 FUE ELEGIDO RAÚL LEONI, DEL MISMO PARTIDO, Y EN 1969 EL DEMÓCRATA-CRISTIANO RAFAEL CALDERA, DE COPEI.

* EN EL VERANO DE 1964, EL ESTRENO DE LA PELÍCULA DE LOS BEATLES, A HARD DAY´S NIGHT, IMPULSA AÚN MÁS LA PROLIFERACIÓN DE CONJUNTOS BEAT EN VENEZUELA.

* DURANTE 1965, RADIO CARACAS TELEVISIÓN PROGRAMA TODOS LOS DOMINGOS A LAS 18:30 HORAS EL MUSICAL TELEVISIVO “SHINDIG”, DE LA CADENA NORTEAMERICANA ABC, EN EL QUE APARECEN THE DAVE CLARK FIVE, HERMAN´S HERMITS, GERRY AND THE PACEMAKERS, THE KINKS, MANFRED MANN, THE ROLLING STONES, THE BEACH BOYS, THE YARDBIRDS, THE ANIMALS Y OTROS GRUPOS DE ACTUALIDAD.

* EN 1965, VENEVISIÓN, LA CADENA RIVAL DE RADIO CARACAS TELEVISIÓN, EMITE UNA VERSIÓN EN CLAVE VENEZOLANA DE “EL CLUB DEL CLAN”, PRESENTADA POR LOS “BROTHERS” RICHARD HERD Y JOSÉ HERNÁNDEZ, Y LA “PAVITA” ROSARIO PRIETO, MISS TELEVISIÓN 1965. EN EL PROGRAMA ACTÚAN EN VIVO LOS HOLIDAY´S, LOS CLANERS, HOMER AND THE DONT´S, LOS BONNEVILLES, LOS DARTS, LOS 007 Y OTRAS AGRUPACIONES NACIONALES.

* EN 1965, EL CANAL 13 DE TELEVISIÓN EMITE EL PROGRAMA “HOLLYWOOD A GO GO”, DE PRODUCCIÓN ESTADOUNIDENSE, EN EL QUE APARECEN LOS GRUPOS ANGLOSAJONES MÁS REPRESENTATIVOS DEL MOMENTO.

* A COMIENZOS DE 1967 EL CANAL 8 COMIENZA A EMITIR LA SERIE DE TELEVISIÓN ESTADOUNIDENSE “THE MONKEES”, CREADA POR LOS PRODUCTORES BOB RAFELSON Y BERT SCHNEIDER, A CUYO CASTING PARA ELEGIR PROTAGONISTAS ACUDIERON MÁS DE 500 ASPIRANTES. LA SERIE, UNA COPIA DE LOS LARGOMETRAJES DE THE BEATLES, OBTUVO UN FORMIDABLE ÉXITO INTERNACIONAL, Y EL PRIMER ÁLBUM DEL GRUPO SOBREPASÓ EL MILLÓN DE EJEMPLARES VENDIDOS, PERO EL INVENTO SE VINO ABAJO AL DESCUBRIRSE QUE SUS CUATRO INTEGRANTES NO TOCABAN EN LAS GRABACIONES, SINO QUE LO HACÍAN CUALIFICADOS MÚSICOS DE SESIÓN.

* EL PRESENTADOR Y PRODUCTOR DE TELEVISIÓN RENNY OTTOLINA DESAPARECIÓ CON SU AVIONETA GESSNA 310 EL JUEVES 16 DE MARZO DE 1978, POCO DESPUÉS DE ANUNCIAR SU PROPÓSITO DE POSTULARSE COMO CANDIDATO A LA PRESIDENCIA DE VENEZUELA. TENÍA 49 AÑOS. EN EL ACCIDENTE SE CREYÓ VER UNA MANO NEGRA.


Esta historia está tomada íntegramente del libro de Salvador Domínguez: 


© del texto: Salvador Domínguez 
Testimonios originales y protegidos legalmente. 
© de las fotografías reservado a sus autores y/o a los propietarios de los archivos.

La Era del Jazz (1917–1929) Flappers, gángsteres, Ley Seca y bares clandestinos

Por Salvador Domínguez

La Era del Jazz es un período musical, social y literario que corrió paralelo a la década de los "Felices Años 1920", mientras en el mundo surgía una pujante industria del ocio con la fotografía, el cine y la radio, que experimentan asombrosos avances técnicos.


FLAPPERS Y MÚSICOS DE JAZZ EN LA PORTADA DE LA REVISTA McCLURE´S 
ILUSTRACIÓN DE JOHN HELD JR.


Objetivamente, la 'Era del Jazz' empieza a rodar el 26 de febrero de 1917, la fecha en que la Victor Talking Machine Company saca al mercado el primer disco de The Original Dixieland Jass Band, un quinteto blanco de jazz al estilo Nueva Orleáns, el cual obtiene un éxito inusitado y fija el punto de partida de una etapa romántica y risueña, magistralmente retratada por el novelista F. Scott Fitgerald, que fue quien acuñó el término 'Era del Jazz', en su relato costumbrista Tales of the Jazz Age (Cuentos de la Era del Jazz).  Los célebres Ziegfeld Follies de 1918 terminan de confirmar la llegada de esta época, al incluir entre sus  números musicales un tema titulado I want to learn to "jazz" dance.


TALES OF THE JAZZ AGE. F, SCOTT FITZGERALD (1922)

I WANT TO LEARN TO "JAZZ·"DANCE. ZIEGFELD FOLLIES 1918


* I WANT TO LEARN TO JAZZ DANCE (1918) ES UN TEMA DE DAVE STAMPER, LOUIS A. HIRSCH (MÚSICA) Y GENE BUCK (LETRA)


PARTITURA DE I WANT TO LEARN TO "JAZZ"  DANCE


The Original Dixieland Jass Band era  un quinteto blanco, originario de Nueva Orleáns, que llegó a Nueva York tras haberse curtido tocando en los clubes negros de Chicago. Su estilo no era otra cosa que una imitación de la música afroamericana -como delatan las placas de 78 RPM que hicieron para la Victor y la Columbia., y su éxito fue sencillamente arrollador. De hecho, y éste es un síntoma indicativo del racismo imperante en aquella época, su disco Dixie Jass Band one step Livery stable blues (Victor, 1917) es la primera grabación de jazz de la historia.

De ningún modo se puede decir que los componentes de The Original Dixieland Jass Band fuesen una cuerda de impostores, no. Era una agrupación magnífica, que, además, y he aquí su extraordinaria importancia, popularizó a gran escala la música de jazz, o más bien, en su caso, puesto que eran blancos, la música dixieland, que es como se etiquetó desde entonces a las bandas y orquestinas blancas que interpretan el viejo estilo Nueva Orleáns.


THE ORIGINAL DIXIELAND JAZZ BAND 
DIXIE JASS BAND ONE STEP. ORIGINAL DIXIELAND "JASS" BAND (VICTOR, 1917)


* 31 DE ENERO DE 1917: THE ORIGINAL DIXIELAND JASS BAND HACE UN TEST DE PRUEBA PARA LA COLUMBIA GRAPHOPHONE COMPANY, POR MEDIACIÓN DE SU DIRECTOR ARTÍSTICO, A. E. DONOVAN, EL CUAL RECHAZA AL GRUPO.

* 26 DE FEBRERO DE 1917: THE ORIGINAL DIXIELAND JASS BAND GRABA SU PRIMER 78 RPM, CON LOS TEMAS DIXIE JASS BAND ONE STEP Y LIVERY STABLE BLUES (VICTOR, 1917). ES EL PRIMER DISCO DE JAZZ DE LA HISTORIA.

* 1 DE ABRIL DE 1919: THE ORIGINAL DIXIELAND JASS BAND LLEVA LA MÚSICA DE JAZZ A INGLATERRA. LA BANDA ACTÚA EN LONDRES, EN THE HIPPODROME, THE LONDON PALLADIUM, THE MARTAN CLUB (OLD BOND STREET, W1), THE PALAIS DE DANCE (HAMMERSMITH, W6) Y RECTOR´S CLUB (TOTTENHAM COURT ROAD, W1).


F. Scott Fitzgerald  (1896-1940) Un alcohólico impenitente y uno de los personajes más asociados con este período histórico. Ahogaba en champán, absenta y cócteles exóticos las recurrentes infidelidades de su esposa, Zelda Sayler, la cual padecía esquizofrenia. Juntos residieron en París y en la Riviera francesa, formando un tormentoso círculo de amistad con otros 'expatriados' estadounidenses, como Ernest Hemmingway. 

ZELDA SAYLER  Y F. SCOTT FITZGERALD


Aparte de escribir numerosos cuentos cortos y artículos de opinión, publicó cuatro novelas, que traslucen las taras y virtudes de su generación: This side of paradise, The beautiful and the damned, The great Gatsby, Tender is the night; y dejó una inconclusa: The love of the last tycoon (El amor del último magnate), publicada en 1941 bajo el título The last tycoon. En ella, enfocó las interioridades más sórdidas del Hollywood de aquel tiempo, a través de su protagonista, Monroe Stahr, un personaje ficticio modelado a partir de la figura del productor cinematográfico Irving Thalberg.


FLAPPERS AND PHILOSOPHERS. F. SCOTT FITZGERALD (1920)

THE GREAT GATSBY. F. SCOTT FITZGERALD (1925)

THE LAST TYCOON. F. SCOTT FITZGERALD. PUBLICADA EN 1941

IRVING THALBERG Y SU ESPOSA, LA ESTRELLA 
DE HOLLYWOOD NORMA SHEARER

VERSIÓN CINEMATOGRÁFICA DE THE LAST TYCOON
DIRIGIDA POR ELIA KAZAN, EN 1976


Las tropas vuelven de Europa
En 1919, la I Guerra Mundial ha terminado, y los primeros contingentes de tropas regresan a América y desfilan triunfantes por las calles de Nueva York, cuyos ciudadanos les dispensan una calurosa bienvenida. Hacía ya más de un año que casi un millón de jóvenes norteamericanos partieron hacia Francia, para participar en una lucha que, según les dijeron, serviría para salvar a las democracias del mundo. Finalmente, a últimos de año, los restantes destacamentos de las fuerzas expedicionarias vuelven de Europa, y en el ambiente se percibe el esfuerzo al reajuste normal de la actividad de un país en tiempos de paz.

* 11 DE NOVIEMBRE DE 1918: FINALIZA LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL CON LA CAPITULACIÓN DE ALEMANIA. SE ESTIMA QUE EL NÚMERO DE MUERTOS EN LA CONTIENDA SUPERA LOS 10 MILLONES. LAS BAJAS EN EL EJÉRCITO ESTADOUNIDENSE ASCIENDEN A 100.000 HOMBRES.

El voto de la mujer y la Ley Seca
La entrada a la década de los años 1920 quedó marcada por dos hechos puntuales, de enorme trascendencia para el país. Uno, positivo: la instauración del voto femenino (18 de agosto de 1920), un derecho que las mujeres, representadas por las abnegadas y tenaces sufragistas, llevaban tiempo reivindicando y finalmente conquistaron, no sin un esfuerzo titánico. 



SUFRAGISTA RECLAMA AL PRESIDENTE WILSON 
EL DERECHO  DE VOTO PARA LA MUJER (1917)


El otro, negativo, producto también de la reclamación femenina: la implantación oficial de la Ley Seca (16 de enero de 1920), por la Volstead Act, un decreto que animó a cientos de bandas de delincuentes a montar sus propias destilerías, cadenas de distribución y bares clandestinos (en inglés: speakeasies), donde servir el euforizante líquido prohibido con la sobornada aquiescencia de un buen número de policías, jueces y fiscales. Sólo en la ciudad de Nueva York llegaron a contabilizarse 32.000 speakeasies, a los que se accedía con una contraseña.


NUEVA YORK. TIMES SQUARE, AÑOS 1920


 29 DE ENERO DE 1919: SE RATIFICA LA ENMIENDA Nº 18 DE LA CONSTITUCIÓN DE LOS ESTADOS UNIDOS, POR LA CUAL SE PROHIBE LA FABRICACIÓN, LA VENTA Y EL TRANSPORTE DE BEBIDAS ALCOHÓLICAS. LA LEY ESTARÁ VIGENTE HASTA 1933, CUANDO FUE ABOLIDA.

* 4 DE JUNIO DE 1919: EL CONGRESO DE LOS ESTADOS UNIDOS APRUEBA LA ENMIENDA Nº 19 DE LA CONSTITUCIÓN, QUE GARANTIZA EL DERECHO DE LA MUJER AL SUFRAGIO UNIVERSAL.


REDADA POLICIAL EN UN CLUB CLANDESTINO

FACHADA DE UN CÉLEBRE SPEAKEASY  DE CHICAGO

* SEPTIEMBRE DE 1919: 365.000 TRABAJADORES DE LA INDUSTRIA DEL METAL DE LOS EE UU PARTICIPAN EN UNA HUELGA GENERAL PARA PROTESTAR POR LOS ESCASOS SALARIOS Y LAS EXCESIVAS HORAS DE TRABAJO.

* 20 DE NOVIEMBRE DE 1919: SE INAUGURA EL PRIMER AEROPUERTO MUNICIPAL DE LOS ESTADOS UNIDOS, EN TUCSON (ARIZONA).

* 2 DE NOVIEMBRE DE 1920: LOS ESTADOUNIDENSES OYEN A TRAVÉS DE SUS RADIOS LA VICTORIA EN LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES DE WARREN.G. HARDING (1865-1923), CANDIDATO DEL PARTIDO REPUBLICANO, POR MÁS DE 5 MILLONES DE VOTOS. 

EL ANUNCIO DE LOS RESULTADOS ELECTORALES ES EL PRIMERO DE LOS PROGRAMAS REALIZADOS POR LA COMPAÑÍA WESTINGHOUSE DESDE SU EMISORA EN PITTSBURGH (PENSILVANIA).

LA POLÍTICA INTERIOR DE HARDING SERÁ MUY COMBATIDA, ORIGINÁNDOLE DISGUSTOS LA CORRUPCIÓN DE ALGUNAS PERSONALIDADES DE SU PARTIDO. SU MUERTE REPENTINA, EN 1923, QUEDÓ ENVUELTA EN SOSPECHOSO MISTERIO.


El estado de corrupción al que se llegó nos lo revela la voz en off del filme Los violentos años veinte“La Ley Seca, ratificada por los 36 estados de la Unión, será parte de la vida americana, pero también lo será el incumplimiento de la misma. Los universitarios, hombres y mujeres, e  incluso jóvenes niños y niñas de colegio que nunca habían bebido antes, encuentran que el asunto de comprar licor prohibido y beber es la gran moda y, así, la petaca de bolsillo se convierte en parte integral de la escena cotidiana del país. 

El alcohol de buena calidad se agota por la demanda cada vez más imperiosa de licor, y en la industria clandestina las destilerías de crudo hacen su aparición, el alcohol de madera se reelabora, y todo el proceso se lanza a un mercado que cada vez tiene más adeptos."


REDADA EN UNA DESTILERÍA SUBTERRÁNEA CLANDESTINA
DETROIT, MICHIGAN, AÑOS 1920.

UN AGENTE DEL GOBIERNO CLAUSURA UN BAR CLANDESTINO (1925)


* EL FILME LOS VIOLENTOS AÑOS VEINTE (THE ROARING TWENTIES, RAOUL WALSH, 1939) ESTÁ BASADO EN UNA HISTORIA DEL ESCRITOR MARK HELLINGER.

* ESTADOS UNIDOS, 1919: GRAN ESCÁNDALO  EN EL MUNDO DEL BÉISBOL, AL DESTAPARSE EL AMAÑO DE LOS PARTIDOS DE LA “SERIE MUNDIAL” DE ESE AÑO ENTRE LOS EQUIPOS WHITE SOX DE CHICAGO –8 DE CUYOS JUGADORES HAN SIDO SOBORNADOS PARA DEJARSE GANARY LOS REDS DE CINCINNATI.

EL PRINCIPAL IMPLICADO EN ESTA TRAMA, QUE CASI ACABA CON EL DEPORTE REY DE NORTEAMÉRICA, ES EL GÁNGSTER JUDÍO ARNOLD ROTHSTEIN (1882-1928), QUE SALDRÍA EXONERADO DEL JUICIO Y NUNCA SE LE PUDO IMPUTAR NINGÚN DELITO. FUE ASESINADO A TIROS LA NOCHE DEL 4 DE NOVIEMBRE DE 1928, EN LA ESCALERA DE SERVICIO DEL CENTRAL PARK HOTEL (NEW YORK SHERATON, EN LA ACTUALIDAD) DE LA CALLE 56 DE MANHATTAN.


EL GÁNGSTER ARNOLD ROTHSTEIN


ESTADOS UNIDOS, 5 DE ENERO DE 1920: LOS YANKEES DE NUEVA YORK FICHAN AL JUGADOR GEORGE HERMAN `BABE´ RUTH (1895-1948), CENTERFIELD DE LOS RED SOX DE BOSTON, POR LA CIFRA RÉCORD DE 125.000 DÓLARES. EL PROPIETARIO DE LOS RED SOX, EL PRODUCTOR TEATRAL H. HARRISON FRAZEE, HA VENDIDO A LAS PRINCIPALES ESTRELLAS DE SU EQUIPO PARA PODER FINANCIAR UNA OBRA DE BROADWAY (NO, NO, NANETTE), QUE SERÁ UN ÉXITO, PERO PASARÁ A LA HISTORIA POR SU FALTA DE VISIÓN AL DESHACERSE DEL MÁS GRANDE JUGADOR QUE HA CONOCIDO LA HISTORIA DE ESTE DEPORTE.


BABE RUTH

ESTADOS UNIDOS, 1920: LA NOVELISTA ESTADOUNIDENSE EDITH WHARTON (1862-1937) OBTIENE EL PREMIO PULITZER POR SU OBRA LA EDAD DE LA INOCENCIA, UNA NOVELA NATURALISTA QUE RETRATA CON GRAN IRONÍA LA SOCIEDAD NORTEAMERICANA DE LA ÉPOCA.

* ENERO DE 1921: ÉXITO DE VENTAS DE LA NOVELA A ESTE LADO DEL PARAÍSO (THIS SIDE OF PARADISE), DE F. SCOTT FITZGERALD.

* EN 1923, AL FALLECER EL PRESIDENTE W.G. HARDING, LE SUCEDE EN EL CARGO EL VICEPRESIDENTE CALVIN C. COOLIDGE (1872-1933), QUIEN LOGRA LA VICTORIA EN LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES DE 1924, CON UNA MAYORÍA COMO JAMÁS HABÍA OBTENIDO NINGÚN CANDIDATO REPUBLICANO.
DURANTE SU MANDATO (1925-1929) -QUE COINCIDE CON UNA FASE DE PROSPERIDAD ECONÓMICA BRUSCAMENTE INTERRUMPIDA EN 1929- REDUCE LOS IMPUESTOS Y LA INTERVENCIÓN ESTATAL EN LA ECONOMÍA.



La venta de licor hace que brote el signo del dólar de ciudad en ciudad, de estado en estado. Mientras, el ciudadano ve al contrabandista de alcohol (en inglés: bootlegger) como a un simpático y pintoresco aventurero, una especie de cruzado moderno, que, en vez de llevar espada, usa armas automáticas. Al llegar 1924, el contrabando de licor ya no es un asunto menor, o individual, sino un gran negocio que agrupa distintas coaliciones y combinaciones.

Recibida como el inicio de una era de regeneración física y moral, la Ley Seca sólo sirvió para enriquecer a delincuentes, pero en 1933 el pueblo norteamericano, harto de violencia y de bebida adulterada, exigió un cambio y fue abolida.


¡LLEGA EL FIN DE LA PROHIBICIÓN!
THE DAILY MIRROR. NUEVA YORK. DICIEMBRE DE 1933

PARROQUIANOS CELEBRAN EL FIN DE LA "LEY SECA"


La Ley del Hampa
Amparados entre las sombras de este pútrido escenario, y aprovechándose no sólo de la prohibición que pesaba sobre el alcohol, sino también del juego y la prostitución, proyectaron
sus carreras delictivas hampones tan notorios como Arnold Rothstein, Salvatore Maranzano, Giuseppe Masseria, Frank Costello, Dutch Schultz, Owney Madden y Charlie `Lucky´ Luciano. Todos, en Nueva York.

Giuseppe Masseria (1887-1931): Natural de Marsala, Sicilia, arriba a Nueva York en 1903 y se une al clan mafioso de la familia Morello, que opera en el Lower East Side. En 1922, se convierte en jefe de todas las familias mafiosas de la ciudad y nombra a Charlie Luciano su segundo. 


Joe 'the Boss' Masseria


En 1928, se entabla la llamada “Guerra de Castellammarese”, que lo enfrenta a Salvatore Maranzano. El conflicto disgusta a los miembros más jóvenes de ambos bandos, deseosos de que terminen las hostilidades para seguir haciendo dinero con sus negocios ilegales. El 15 de abril de 1931, Masseria es asesinado a tiros en un restaurante italiano de Coney Island (Nueva York), por Ben Siegel, Vito Genovese, Albert Anastasia y Joe Adonis, hombres de `Lucky´ Luciano, que se ha pasado al bando de Maranzano.


EL CUERPO ACRIBILLADO DE JOE MASSERIA
CONEY ISLAND, NEW YORK 


Dutch Schultz (1902-1935): Neoyorquino, hijo de inmigrantes alemanes, de nombre verdadero Arthur Flegenheimer. En 1928, dirige un bar clandestino en el Bronx, trafica en cerveza traída de Nueva Jersey, y tiene una banda a sus órdenes y unos 16 garajes, destilerías y almacenes. También se dedica a las apuestas clandestinas y a la estorsión. Sus socios más notorios son Jack `Legs´ Diamond y los hermanos Coll.

Schultz pretende extender su influencia a la zona de Brooklyn, controlada por la banda de Louis Amberg, y se origina una lucha que se cobra varios muertos por cada parte. Asimismo, proyecta asesinar al fiscal de Nueva York, Thomas A. Dewey, quebrantando las órdenes de `Lucky´ Luciano y de La Comisión, que dan la orden de ejecutarlo inmediatamente. El 23 de octubre de 1935, unos pistoleros lo ametrallan junto con otros miembros de la banda en un reservado de Newark, Nueva Jersey, sin dejar supervivientes.


DUTCH SCHULTZ


Charlie `Lucky´ Luciano (1897-1962): Nacido en Sicilia, con el nombre de Salvatore Lucania, desembarca en Ellis Island, Nueva York, en 1906, y se cría en la zona judía del Lower East Side, donde conoce a Meyer Lansky y Ben Siegel. En 1911, ya dirige una banda de delincuentes juveniles, en la que figura Frank Costello, y tras pasar seis meses en un correcional, se une al Five Points Gang de Johnny Torrio. 

Al llegar la Prohibición, monta una de las cadenas más importantes de contrabando de licor y entra a formar parte de la familia dirigida por Joe `The Boss´ Masseria. En 1929, sobrevive a un intento de asesinato y recibe el apodo de `Lucky´.

En 1931, se alía con Salvatore Maranzano  (1886-1931) jefe de la familia rival de Masseria, y organiza el asesinato de éste (15 de abril), tras el cual elimina a Maranzano (10 de septiembre) y reorganiza la mafia en un sindicato nacional del crimen, preservando los intereses comunes de las distintas familias. Luciano se convierte en primum inter pares de un directorio conocido como La Comisión, que incluye a Meyer Lansky, Joe Adonis, Dutch Schultz, Louis Lepke, Vito Genovese y Frank Costello. Las decisiones de la Comisión son ejecutadas por Murder Inc., un departamento de asesinos dirigido por Louis Lepke.


SALVATORE MARANZANO

En 1936, el fiscal Thomas A. Dewey lo procesa, y es condenado a una pena de entre 30 a 50 años por dirigir una de las redes de prostitución más grandes de Estados Unidos. Desde la cárcel, Luciano sigue dirigiendo La Comisión, y controla el Sindicato de camioneros, el de la construcción, y el puerto de Nueva York. Durante la II Guerra Mundial, pone en contacto a los servicios de inteligencia de los EE UU con la mafia siciliana, que colabora logísticamente en el desembarco de las tropas aliadas en Italia. 

En 1946, se le conmuta la pena de prisión por la del exilio en Italia, aunque seguirá al frente de la organización, que se reune en distintas cumbres celebradas en la Habana, Cuba, preparadas por su mano derecha, Meyer Lansky. La lucha por el control de los negocios en EE UU hará que, en 1957, se desate una nueva guerra entre Vito Genovese y Frank Costello. Luciano falleció de un ataque cardíaco en el aeropuerto de Nápoles, en 1962.


LUCKY LUCIANO


En Chicago, una ciudad de lo más propicia para desarrollar el contrabando de bebidas alcohólicas a gran escala, dada su proximidad a la frontera con el Canadá, lo hicieron el irlandés `Deannie´ O´Banion, `Bugs´ Moran, y los italianos Johnny Torrio y Al Capone.

'Deannie'  O´Banion (1892-1924): Nacido en Illinois, de ascendencia irlandesa, líder del clan de los O´Banion, una de las tres bandas criminales de Chicago. En 1920, por mediación de Johnny Torrio, las tres partes alcanzan una tregua, por la cual se fijan los territorios de explotación para el contrabando de alcohol y las apuestas. 

Torrio y Capone controlarán el Lado Sur; los O´Banion, el Lado Norte; y los Genna, una familia mafiosa italiana, el centro de la ciudad. O´Banion, de profundas creencias católicas, no entra en el asunto de la prostitución, a pesar de ser un psicópata con cerca de 60 crímenes ejecutados personalmente.

Consciente de la importancia de mantener buenos contactos sociales, tiene sobornados a los mandos policiales y a los políticos del Estado. Su gran error fue venderle a Johnny Torrio una destilería clandestina de alcohol, por 500.000 dólares, sabiendo que ésta sería objeto de una inminente redada. El 10 de noviembre de 1924, tres ejecutores de la Mafia (Frankie Yale, John Scalisi y Albert Anselmi) irrumpen en su floristería y acaban con su vida.


DEANNIE O´BANNION


Johnny Torrio (1882-1957): Italiano, de Basilicata, criado en el Lower East Side de Nueva York, y jefe de la banda The Five Points Gang. En 1909, llega a Chicago, para arreglar cuentas con una banda criminal que amenaza su tío político, `Big Jim´ Colosimo, y establece su cuartel general en el prostíbulo The Four Deuces (2222, South Wabash street). En 1919, acoge a Al Capone, huído de Nueva York, y lo hace su lugarteniente, controlando el negocio de las apuestas, la prostitución y el contrabando de alcohol. 

En 1924, ordena la muerte de su competidor, Deannie O´Bannion, y se desata una guerra entre los italianos del Lado Sur y los irlandeses del Lado Norte. En enero de 1925, sobrevive a un intento de asesinato, tras el cual se retira, con 30 millones de dólares en concepto de “fondo de pensiones”, nombra como sucesor a Capone y marcha a Italia. Se cree que, a su regreso a América para testificar en el juicio contra Capone, propuso la creación del Sindicato del Crimen, en una reunión en el Park Avenue Hotel de Nueva York, a la que asistieron Louis Lepke, Joe Adonis, Frank Costello y Meyer Lansky


JOHNNY TORRIO


Al Capone (1899-1947): Nacido en Brooklyn, Nueva York, de padres inmigrantes italianos. De jovencito, forma parte del Five Points Gang de Johnny Torrio, su mentor, y en 1919 se establece en Chicago, a las órdenes de éste. Con la llegada de la Ley Seca, dirige, desde su cuartel general en Cicero, al sur de Chicago, una red de contrabando de bebidas alcohólicas, dedicada también a las apuestas ilegales, a la prostitución y a la extorsión de políticos y financieros. 

En 1925, al retirarse Torrio, se adueña del hampa de Chicago después de eliminar a todos sus rivales en una serie de guerras mafiosas, cuyo detonante fue el asesinato de O’Banion, y que culmina en 1929, con la célebre “Matanza del Día de San Valentín”, cuando unos asesinos a sueldo, traídos por Capone desde St. Louis (Misuri), acribillan a siete miembros de la banda de Bugs Moran en un garaje del Lado Norte. A pesar de que las autoridades no pueden demostrar su participación en ningún hecho delictivo, en 1931 es condenado por evasión de impuestos a 11 años de prisión, aunque sería absuelto en 1939.


AL CAPONE
THE RACKET (LEWIS MILESTONE, 1928), UNO DE LOS PRIMEROS FILMES DE GÁNGSTERES,  
PRODUCIDO POR EL MULTIMILLONARIO TEJANO HOWARD HUGHES.


Estos delincuentes van a ir eliminándose unos a otros, para hacerse con el dominio de sus respectivas áreas de influencia. A lo largo de la década hubo matanzas sonadas, pero la más célebre fue la ocurrida el 14 de febrero de 1929, conocida como `La Matanza del Día de San Valentín´, en la que siete gángsteres de la banda de `Bugs´ Moran, que controlaba los negocios ilegales de la zona norte de Chicago, fueron acribillados a tiros en un garaje. La policía sostuvo que la masacre era obra de Al Capone, rival de Moran y dueño y señor del Sur de la ciudad, aunque esta tesis nunca se pudo probar.


THE CHICAGO DAILY NEWS, 14 DE FEBRERO DE 1929

INTERIOR DEL GARAJE. IMAGEN DE LA MASACRE 


Para ejecutar el luctuoso “encargo” se utilizaron subfusiles ametralladores marca Thompson, llamados popularmente “máquinas de escribir de Chicago”, por el sonido característico que emitían, parecido al de una máquina de escribir en manos de una mecanógrafa con 300 pulsaciones por minuto. La ligera y mortífera ametralladora Tommy, que era el nombre simpático con el que la denominaban sus selectos usuarios, era un arma legal. Costaba 175 dólares y podía comprarse por correo contra reembolso.


1921: THOMPSON ANUNCIA SU “ARMAMENTO ANTI-BANDIDOS”. 
PARADÓJICAMENTE, LOS HAMPONES SERÁN SUS MEJORES CLIENTES.

* LA AMETRALLADORA THOMPSON FUE PATENTADA POR EL OFICIAL DEL EJÉRCITO DE ESTADOS UNIDOS JOHN T. THOMPSON, EN DICIEMBRE DE 1920.


GUERRA ENTRE BANDAS DE GÁNGSTERES
CAPONE Y SU GENTE. CHICAGO, 1930


*  ESTADOS UNIDOS, 17 DE OCTUBRE DE 1931: EL GÁNGSTER AL CAPONE ES CONDENADO, POR FRAUDE FISCAL, A 11 AÑOS DE PRISIÓN Y A PAGAR 137.328 DÓLARES DE IMPUESTOS ATRASADOS. LA INVESTIGACIÓN HA CORRIDO A CARGO DEL AGENTE DEL DEPARTAMENTO DE JUSTICIA ELIOT NESS.


Flappers
Aparte de jolgorio y violencia gangsteril, la Era del Jazz simboliza muy especialmente un intento de emancipación femenina, proliferando las llamadas flappers (en castellano: trompos), un término aplicado a las jóvenes que, en plena Ley Seca, se maquillan, fuman, bailan, beben alcohol en público y asisten regularmente a clubs de jazz y speakeasies. También montan en bicicleta y conducen coches, dos actividades consideradas impropias de una mujer. 


EMANCIPACIÓN FEMENINA
MUJERES CONSUMEN ALCOHOL EN PLENA "LEY SECA"



El impulso de aquellas dinámicas y atrevidas flappers de los años 1920, a las que también se llamó jazz babies (niñas del jazz), fue verdaderamente notable. Para tratar de contrarrestarlo, en ciudades como Chicago se imponían multas de 10 dólares a las chicas que vistieran falda corta, que, según la valoración moral de la época, era la que llegaba hasta un poco más abajo de la rodilla, a unos ocho centímetros del tobillo. Resultaba grotesco ver cómo las autoridades de la capital internacional del crimen organizado prestaban mayor atención a las dimensiones de una prenda femenina que a la extensa lista de asesinatos violentos que refelejaban los diarios locales. ¡Hipócritas ...!


THE FLAPPER, ILUSTRACIÓN DE LA PORTADA DE LA REVISTA LIFE 
-FEBRERO DE 1922-


Bajo un fondo de música de jazz y de los bailes que lo acompañaban, había surgido un nuevo estilo de mujer, decidida y con ideas propias, dispuesta a tumbar convencionalismos trasnochados y a rebelarse contra la sociedad que representaban sus padres y sus abuelos. Vestían ropas provocativas, se peinaban a lo garçon, montaban sus petting parties,
fiestas privadas cuyo principal reclamo era el sexo, y sentían verdadero desdén por lo que la sociedad definía como “comportamiento decente”. 

Las nociones victorianas del decoro habían sido eliminadas de un plumazo. Quizá, lo que buscaban estas mujeres, algunas probablemente sin saberlo, era jugar un papel más dinámico en la sociedad y escapar de una historia milenaria de represión machista. Cualquier cosa, menos guisar, lavar, tender la ropa, coser, planchar, limpiar la casa, hacer la compra, tener sexo cuando le apetezca al marido y criar hijos. En suma: Emancipación.

Dentro de este prototipo de mujer moderna, aguda y liberada, brillaron con luz propia dos estrellas cinematográficas: Louise Brooks y Clara Bow, a las que, en algún momento de sus carreras, prensa y masa social calificaron de zorras degeneradas.


LOUISE BROOKS

CLARA BOW

Brooks y Bow encabezaron una legión de jazz babies: Bessie Love, Anita Page, Colleen Moore ...  Parecían extraídas de una novela de Scott Fitzgerald, y proponían al público internacional las excitantes magnificencias del american way of life de los agitados años veinte.

THE BROADWAY MELODY (HARRY BEAUMONT, 1929), 
UN HISTÓRICO MUSICAL DE LA METRO.

BESSIE LOVE Y ANITA PAGE, EN EL MUSICAL MELODÍA DE BROADWAY 
(THE BROADWAY MELODYHARRY BEAUMONT, 1929), DE LA METRO GOLDWYN MAYER.

COLLEEN MOORE

COLLEEN MOORE, EN EL FILME
NAUGHTY BUT NICE (MILLARD WEBB, 1927)


Muy aclaratoria fue también la actitud de la columnista y humorista Helen Rowland (1875- 1950), cuyas citas, aforismos, proverbios y frases al azar daban colorido al cuadro cotidiano de la época. Sirvan dos para ilustrar su ingenio:

“La fantasia de un hombre es la mujer de otro
hombre.”

“Para una mujer, el primer beso es el final del
principio; para un hombre, el comienzo del
final.”

Rowland colaboró artísticamente con grandes orquestas de jazz blancas, como las de Abe Lyman, Ben Selvin y Sam Lanin, y escribió The Rubáiyát of a bachelor, un libro inspirado en el famoso Rubaiyat del poeta persa Omar Khayyam (1050-1123), en el que de manera trivial y divertida ofrecía sabios consejos a jóvenes matrimonios. Son estampas francamente rancias y descoloridas a ojos de la sociedad actual del siglo XXI.

THE RUBÁIYÁT OF A BACHELOR (DODGE PUBLISHING CO., 1915), HELEN ROWLAND


La aventura aeronáutica
La Primera Guerra Mundial supuso el empujón definitivo a la aviación. Su utilidad había quedado ampliamente demostrada en ella, y las potencias industriales se volcaron en el dominio
del aire con diseños de fuselajes y motores cada vez más potentes, autónomos y veloces. Aventureros, expertos pilotos y oficiales de las nuevas fuerzas aéreas del mundo se lanzan a la carrera en pos de lo que parece imposible. Gracias a ellos, las grandes potencias fortalecieron su poderío aéreo, y se pudo experimentar la resistencia y el alcance de los aviones.

A lo largo de la década se irán batiendo hitos:
En enero de 1926, los oficiales españoles Ramón Franco, Julio Ruiz de Alda, Juan Manuel Durán y el mecánico Pablo Rada vuelan desde Palos de la Frontera (Huelva, España) hasta Buenos Aires (Argentina), a bordo del hidroavión Plus Ultra. En mayo de ese mismo año, el almirante y explorador polar norteamericano Richard E. Byrd y el piloto Floyd Bennet sobrevuelan el Polo Norte con un monoplano trimotor. Durante los años 1920 se consolidan asimismo los servicios aéreos civiles modernos: el correo aéreo y el transporte de carga y pasaje.


JUAN MANUEL DURÁN, RAMÓN FRANCO Y JULIO RUIZ DE ALDA

* CON MOTIVO DE LA HAZAÑA AERONÁUTICA DEL PLUS ULTRA, EL CANTANTE ARGENTINO CARLOS GARDEL COMPONE EL TANGO LA GLORIA DEL ÁGUILA.

Charles Lindbergh
En 1927, para ganar un premio de 25.000 dólares, el aviador estadounidense Charles Lindbergh (1902-1974), a bordo de su monoplano El Espírtu de San Luis (Spirit of St. Louis), después de volar desde San Diego (California) hasta Nueva York, batiendo el récord de vuelo terrestre, realizó la primera travesía del Atlántico sin escalas, de Long Island (Nueva York) a Le Bourget (París), adonde llegó el 21 de mayo, después de 33 horas y media de vuelo. 

A su llegada a Francia se le hizo un recibimiento apoteósico, igual que el que recibió en los Estados Unidos a su regreso. Tal fue la repercusión de su vuelo, que no hubo un solo cantante norteamericano que no grabase alguna canción glorificando su gesta. Incluso se llegó a poner su nombre a un baile de moda: el Lindy-hop. 


CHARLES LINDBERGH Y "EL ESPÍRITU DE SAN LUIS" (1927)


Lindbergh, originario de Detroit (Michigan), era piloto de una compañía que explotaba la línea St. Louis-Chicago, dedicada al correo y transporte de carga aéreo. En 1931, realizó el vuelo Washington-Tokio sin escalas. En marzo de 1932, su hijo fue secuestrado y asesinado, un triste y turbio episodio que tuvo una resonancia global. Durante la II Guerra Mundial, se le acusó de simpatizar con la causa nazi, aunque su verdadera admiración fuese hacia la aeronáutica alemana, cuya tecnología era muy superior a la de cualquier otra nación del planeta. 


EL AVIADOR CHARLES LINDBERGH. SU GESTA INSPIRÓ NUMEROSAS CANCIONES 



Amelia Earhart
Amelia Earhart (1898-1937), una chica del Estado de Kansas, valiente, inteligente y con estilo, fue la primera mujer wn realizar la travesía del Atlántico, desde Terranova (Canada) a Gales (Islas Británicas), en junio de 1928; y la del Pacífico, de Honolulu (Hawai) a Oakland (California), en enero de 1934. 

Su carisma era enorme y atraía multitudes. En junio de 1937 partió de Miami (Florida) a los mandos de su aeroplano Lockheed Electra 10 E para un vuelo alrededor del mundo. Después de haber recorrido 33.000 Km en 30 días, se perdió su rastro en el Pacífico, en las proximidades de la isla Howland, y no se supo más de ella.


AMELIA EARHART Y SU LOCKHEED ELECTRA 10E


El jazz, “un licencioso elemento bolchevique ”
La Era del Jazz enterró los malos recuerdos de la I Guerra Mundial. La gente quería olvidar y divertirse, y abarrotaba las salas de baile y los clubes nocturnos para girar como trompos al ritmo del jazz, un estilo musical que causaba furor, y al que que la sociedad conservadora no dudó de tachar de vicioso, amoral y provocativo. Era algo prostibulario, tabernario …

Aquélla era una época indecente, según la opinión de asociaciones tan intolerantes como La Liga de la Decencia, y otros grupos sociales del estilo de la Federación General de Clubes Femeninos (General Federation of Women´s Clubs), cuya directora nacional, la señora Marx E. Oberndorfer, hizo las siguientes declaraciones a la revista The Ladies Home, que salieron publicadas en agosto de 1921: “El jazz es una expresión de protesta contra la ley y el orden. Es un licencioso elemento bolchevique que se ha introducido en la música, convirtiéndose en una influencia maligna para nuestro país.”


LAS FLAPPERS Y EL CHARLESTÓN

Por muy alucinantes que nos parezcan estas afirmaciones, no difieren mucho de las que, 35 años después, haría la misma sociedad conservadora con respecto al rock ´n´ roll; o a las que
hoy circulan sobre el rap, el hip-hop y otras vainas. No hay de qué extrañarse. Al fin y al cabo, el jazz era “música de negros y de burdel”, y la “gente de bien” debía tomar sus precauciones ante un riesgo de tal magnitud. Tres tantos de lo mismo ocurría en ese instante en Buenos Aires -con el tango, en Montevideo -con el candombe, y en nuestra querida España -con La pulga de La Chelito.  Y es que lmúsica era una amenaza que no conocía fronteras.

BAILANDO CHARLESTÓN EN UN BAR CLANDESTINO

Con todo, las asociaciones dedicadas a preservar la moral de los estadounidenses no fueron las únicas en advertir los peligros del jazz. Fenton T. Bott, figura destacada de la Asociación Nacional Americana de Maestros de Danza (American National Association of Masters of Dancing), barajó la siguiente tesis: “Bailar jazz es un mal en sí mismo. Esos bramantes saxofones … Y los demás instrumentos …, con sus ritmos rotos y traqueteados sólo buscan atraerte sensualmente. Nosotros, los profesores de danza lo sabemos bien. La música escrita para el jazz es la base y la esencia del baile obsceno y pecaminoso. También, las letras de sus canciones, que, con frecuencia, suelen ser muy sugestivas y desprenden ideas inmorales.”


CHARLESTON. PORTADA DE LA REVISTA LIFE
DIBUJO DE JOHN HELD JR. (1926)

Como se ve, el ínclito profesor no andaba desencaminado en cuanto al posible encanto sexual de los bailes de jazz. Conociendo su punto de vista, es de suponer que estaría encantado de denunciar a “compañeros de profesión”, como Vernon Castle, Fred Astaire, Busby Berkeley, Hermes Pan y Gene Kelly, para que los empapelaran por hacer pornografía coreografiada.



*  ESTADOS UNIDOS, MAYO DE 1925: EL PROFESOR DE BIOLOGÍA JOHN SCOPES ES  DETENIDO POR ENSEÑAR LA TEORÍA DE LA EVOLUCIÓN. EN JULIO, SERÁ JUZGADO POR EXPLICAR DOCTRINAS CONTRARIAS A LA BIBLIA. GRUPOS CRISTIANOS ULTRACONSERVADORES HAN LOGRADO LA APROBACIÓN DE UNA LEY QUE PROHÍBE EXPLICAR EN LAS AULAS LAS TEORÍAS DE DARWIN. 


Charlestón, Lindy-Hop Black Bottom
La alarma entre la sociedad chapada a la antigua siguió in crescendo, y muy especialmente a partir de 1923, cuando se puso de moda el Charlestón, un baile que determinaría a toda una generación. Si hemos de atenernos a los hechos, la fiebre por este baile surgió a raíz de una canción titulada Charleston (South Carolina), que James P. Johnson, el notable pianista y compositor afroamericano, escribió para el musical Running wild, estrenado -con enorme éxito- en el Colonial Theater de Nueva York en octubre de 1923, y que, de repente, todo el mundo empezó a bailar.


CHARLESTON (1923), UN TEMA DE CECIL MAC Y JAMES P. JOHNSON


El Charlestón fue un fenómeno instantáneo, como lo fue la reacción de la opinión pública contraria a los gustos juveniles. En 1925, la prestigiosa revista Variety Magazine reportaba a sus lectores que “en una famosa sala de baile de Boston, The Pickwick Club, las vibraciones producidas por los parroquianos al bailar el charlestón fueron tan fuertes, que hicieron que local se viniera abajo, causando la muerte de 50 personas”. Por otro lado, médicos, a los que se les suponía de gran prestigio, publicaban artículos sobre los graves problemas óseos y musculares que podría acarrear la práctica de dicho baile, acompañando su exposición científica con fotos de miembros humanos deformados.

Pero de nada sirvieron las alertas siniestrales ni los burdos diagnósticos médicos, porque el alboroto ya estaba en marcha y nadie lo iba a frenar. Y menos aún cuando, en 1925, a raíz de la llegada del micrófono eléctrico, las emisoras de radio empezaron a retransmitir, en directo y con gran éxito, actuaciones de las orquestas de baile más famosas. Fue el no va más, y el Charlestón daría paso, eventualmente, a otros nuevos bailes: el Lindy Hop, el Shimmy, el Black Bottom


JOSEPHINE BAKER TRASLADA EL CHARLESTON A FRANCIA


* ESTADOS UNIDOS, FEBRERO DE 1928: EL REALIZADOR TEJANO KING VIDOR (1894-1982) PRESENTA LA PELÍCULA THE CROWD (Y EL MUNDO MARCHA), UNA CRUDA HISTORIA DE AMBICIONES Y FRACASOS EN LA JUNGLA CAPITALISTA NEOYORQUINA. ESTA DRAMÁTICA Y REALISTA CRÓNICA SOCIAL DESTROZA EL MITO DEL “SUEÑO AMERICANO” Y VATICINA EL INMINENTE CRACK DE LA BOLSA DE WALL STREET.

* ESTADOS UNIDOS, NOVIEMBRE DE 1928: EL REPUBLICANO HERBERT CLARK HOOVER (1874- 1964), NACIDO EN WEST BRANCH (IOWA), DE UNA FAMILIA DE GRANJEROS, CUÁQUERA, ORIGINARIA DE HOLANDA, ES ELEGIDO TRIGÉSIMO PRIMER PRESIDENTE DEL PAÍS. LA DEPRESIÓN ECONÓMICA DEL PAÍS NO LE PERMITIRÁ EN 1932 GANAR LA REELECIÓN CONTRA SU CONTRINCANTE FRANKLIN DELANO ROOSEVELT, DEL PARTIDO DEMÓCRATA.

El Crack de la Bolsa
Sin embargo, esta distendida algarabía que caracterizó aquellos Felices Años 20 se cortó de cuajo, y cómo, el 24 de octubre de 1929, con el desplome total de la Bolsa de Wall Street, que hizo cerrar los bancos y trajo consigo una depresión económica de consecuencias mundiales. El pánico en los mercados financieros acabó contagiando al resto de la economía, que se sumió en una hecatombe global por la falta de reacción de los Gobiernos.

Hasta entonces, los fondos de inversiones habían campado a sus anchas y ricos y famosos pedían préstamos para invertir, avalados por las propias acciones que compraban, en una Bolsa crecida al calor del dinero fácil, con leyes cada vez más suaves y controles nada rigurosos. La especulación y la codicia habían roto el saco.

Aquel aciago día, conocido como “Viernes Negro”, empresas tan poderosas como la Westinghouse perdieron dos terceras partes del valor que habían tenido una semana antes. Una grieta se abría en el parqué de Nueva York y por ella se escapó entre el 28 y el 29 de octubre el 23% del valor del Dow Jones, índice de valores por el que se rige dicha bolsa. La
crónica de sucesos del New York Times empezó a registrar una avalancha de suicidios de personas que alquilaban suites en el Waldorf Astoria para lanzarse al vacío. Muchísima gente perdió sus empleos y el umbral de la pobreza se extendió hasta límites insospechados.


52 temas clave de la Era del Jazz  (1917-1929)
1. Livery s table blues 
The Original Dixieland Jass Band (Victor, 1917)

2. Slippery Hank
Earl Fuller´s Famous Jazz Band (Victor, 1917)

3. When I hear that jazz band play
.Marion Harris (Victor, 1917)

4. Tiger rag
.The Original Dixieland Jass Band (Victor, 1917)

5. Sahara (We´l l soon be dry l ike you)
Esther Walker (Victor, 1919)

6. Crazy blues 
Mamie Smith (OKeh, 1920)

7. Dardanella
Ben Selvin´s Novelty Orchestra (Victor, 1920)

8. Whispering
Paul Whiteman and his Orchestra (Victor, 1920)

9. Swanee
Al Jolson (Brunswick, 1920)

10. Al l by myself
Ted Lewis and his Jazz Band (Columbia, 1921)

11. Second hand rose
.Fanny Brice (Victor, 1921)

12. All over nothing at all
Aileen Stanley y Billy Murray (Victor, 1922)

13. Dipper mouth blues
King Oliver´s Creole Jazz Band (Gennett, 1923)

14. Gulf coast blues
Bessie Smith (Columbia, 1923)

15. Wolverine blues
The New Orleans Rhythm Kings (Gennett, 1923)

16. Chicago blues
Fletcher Henderson Orchestra (Pathé Actuelle, 1924)

17. Royal Garden blues
The Wolverine Orchestra (Gennett, 1924)

18. Rhapsody in blue
George Gershwin, con Paul Whiteman and his Orchestra (Victor, 1924)

19. Big bad Bill (Is Sweet William now)
Margaret Young (Brunswick, 1924)

20. St. Louis blues
Bessie Smith, con Louis Armstrong (Columbia, 1925)

21. Charleston (South Carolina)
James P. Johnson (QRS, 1925)

22. When my sugar walks down the street 
Aileen Stanley y Gene Austin (Victor, 1925)

23. If you knew Susie (like I know Susie)
.Eddie Cantor (Columbia, 1925)

24. Black bottom
Johnny Hamp´s Kentucky Serenaders (Victor, 1926)

25. With all my heart
Lee Morse and her Blue Grass Boys (Pathé Actuelle, 1926)

26. Deadman blues 
Jelly Roll Morton´s Red Hot Peppers (Victor, 1926)

27. Sunday
Jean Goldkette and his Orchestra, con Keller Sisters and Lynch (Victor, 1926)

28. He´s the last word
Ben Pollack and his Californians (Victor, 1926)

29. Breezin´ along with the breeze
Johnny Marvin (Columbia, 1926)

30. Bye, bye blackbird
Jane Green (Victor, 1926)

31. Always 
Vincent López and his Orchestra (OKeh, 1926)

32. Washboard blues
Red Nichols and his Five Pennies (Brunswick, 1926)

33. In a mist (Bixology)
Bix Beiderbecke (OKeh, 1927)

34. Singing the blues
Frankie Trumbauer and his Orchestra, con Bix & Lang (OKeh, 1927)

35. I ain´t got nobody
Sophie Tucker (OKeh, 1927)

36. My blue heaven
Gene Austin (Victor, 1927)

37. My melancholy baby
Gene Austin (Victor, 1927)

38. South
Benny Moten´s Kansas City Orchestra (Victor, 1927)

39. Like an angel you flew into everyone´s heart
Vaughn DeLeath (Victor, 1927)

40. Ain´t she sweet ?
Ben Bernie and his Orchestra (Brunswick, 1927)

41. Singin´ in the rain
Cliff Edwards (Columbia, 1928)

42. Love me or leave me
Ruth Etting (Columbia, 1928)

43. I wanna be loved by you
Helen Kane (Victor, 1928)

44. West End blues 
Louis Armstrong and his Hot Seven, con Earl Hines (OKeh, 1928)

45. It´s tight l ike that
McKinney Cotton Pickers (Victor, 1928)

46. That´s my weakness now
Paul Whiteman and his Orchestra, con Bing Crosby (Victor, 1928)

47. Diga diga doo
Duke Ellington and his Cotton Club Orchestra (Victor, 1928)

48. Let´s misbehave
Irving Aaronson and his Commanders (Victor, 1928)

49. Am I blue?
Ethel Waters (Columbia, 1929)

50. Moanin´ low
Libby Holman (Brunswick, 1929)

51. Stardust
Isham Jones and his Orchestra (Brunswick, 1929)

52. Tip-toe through the tulips with me
Nick Lucas (Brunswick, 1929)


© del texto: Salvador Domínguez. 2008